setTimeout(function() { window.onscroll = function() { window.onscroll = null; // Only track the event once gtag('event', 'Scroll despues de 5 segundos', { 'event_category': 'Corregir Tasa de Rebote' }); } }, 5000);

La gestión del off the record en comunicación es una acción que requiere mucha atención y seguimiento en nuestro sector. Controlar qué dice o no nuestro cliente a un medio y analizar cómo lo procesa el periodista es una de las tareas más importantes de los asesores en comunicación.

Además de alinear los mensajes clave con los intereses de nuestro cliente, debemos definir aquellos que podrían perjudicar la imagen de nuestras firmas o aquellas que se consideran informaciones delicadas, para así controlar su difusión. Las compañías contratan a las agencias por muchos motivos pero uno de los que más les preocupa es “salir bien en los medios”. De ahí que nuestro papel sea crucial en ese sentido.

Nuestro entendimiento de la filosofía y las necesidades de las compañías se manifiesta en el conocimiento background que tenemos de ellas. Nuestra ventaja es, que como periodistas, conocemos qué es lo que más interesa a los medios. Nuestro compromiso con el cliente es poner en valor sus puntos más positivos y dotar de transparencia a sus comunicaciones, siempre manejando el off the record como una estrategia limpia y sin entresijos.

El valor del off the record, más que informativo, debe ser didáctico. En un encuentro background con un periodista nuestro objetivo no es salir en portada con el mejor titular y la mejor foto, pero sí que entiendan nuestras compañía, que nos posicionen como expertos dentro de un sector específico y que cuenten con nosotros para futuras colaboraciones dando pie a la apertura de temas y encontrando nuevos enfoques para emplazar nuestros mensajes.

Cuidado, no siempre es fácil. Muchas veces el off the record no es correlativo. ¿Quién no ha visto publicado una cita que no quería ver en medios?  ¿Habíamos dejado antes claro que la cita era off the record? ¿Se lo habíamos destacado a nuestro cliente como asesores? ¿Y  aclarado al periodista como intermediarios? ¿Había más gente en la sala? Aquí, nuestra astucia puede ayudarnos pero nuestra experiencia, profesionalidad y mano izquierda serán los factores que nos otorgarán confianza plena en nuestra gestión y las que asegurarán nuestro éxito.

Cristina Rubio

Cristina Rubio

Consultora senior / Agencia comma

One Comment

Leave a Reply