Pactada o no la exclusiva es el mejor regalo para un periodista. En el sector de los medios de comunicación, la idea de lanzar una noticia que se sabe será una “bomba” acelera el ritmo de cualquier reportero, pues está a punto de romper la rutina comunicativa del día. Así debieron sentirse en la redacción de El Confidencial, primer periódico en informar a España y al mundo de uno de los acontecimientos más importantes de nuestra reciente historia democrática, la abdicación del rey Juan Carlos. Prueba de ello son los 1.135.958 usuarios únicos que según el diario online conocieron la primicia minutos antes de la comparecencia de Rajoy ante las cámaras.

Ser el primero en lanzar una exclusiva es un prestigio para el medio y un reconocimiento para el autor, pero antes debe haber un importante trabajo de investigación, donde la calidad de la fuente es fundamental para determinar el grado de veracidad de la información. En cuanto a la ética de la exclusiva, el código deontológico del periodismo señala que siempre han de contrastarse los datos con cuantas fuentes sean precisas y necesarias.

Otro ejemplo de exclusiva, en este caso más sensacionalista, es la que nos dejó a todos impactados  en El Mundo cuya portada llevaba el sugerente título de El sótano de los horrores acompañada de un texto de advertencia que ya sugería el misterio que quería despertar la noticia: “Atención: este texto, al igual que las imágenes, puede herir seriamente su sensibilidad”. No entraré en detalles de lo que fue la noticia en sí, pero fue una exclusiva para recordar que además de prestar un servicio informativo, tomó un papel relevante como hecho de denuncia social.

¿Qué papel desempeñan las agencias de comunicación en una exclusiva?

El papel de la agencia de comunicación toma importancia en el diseño de exclusivas pactadas como un canal de mensaje relevante. En nuestro blog semanal ya hemos dedicado varias entradas a la importancia de cuidar el trato con los periodistas decantándonos cada vez más por estrategias de comunicación personalizadas, como ya apuntó mi compañera Rosa del Blanco @rdelblanco en su último post.

La mayor fuente de información en una agencia de comunicación es siempre el cliente. La relación de confianza y respeto por el mutuo trabajo genera una comunicación acorde a ese lazo laboral. Por su parte, el periodista busca crear historias a partir de fuentes, por eso la agencia de comunicación se encarga de controlar la información y diseñar una táctica de transparencia. Ofrecer una exclusiva a un medio tiene un doble objetivo. Por una parte, premiamos al periodista, y por otra, aseguramos que el mensaje a transmitir se presente de una forma “agradecida”, con un tono positivo, una amplia cobertura y gran visibilidad de imagen de marca. Nuestro campo de medios es amplio y especializado, con muchas posibilidades y muchos tipos de target. Dependiendo del carácter de la exclusiva buscaremos el más apropiado para generar el impacto que buscamos.

Y es que ser fuente para un periodista es un privilegio. Sé lo que supone recibir cada semana cientos de llamadas para saber si he recibido la nota de prensa de este o aquel producto, pero hubiera dado lo que fuera  por levantar el teléfono un día y recibir la información de una exclusiva que sabes solo tú que vas a publicar.

Cristina Rubio

Cristina Rubio

Consultora senior / Agencia comma

Leave a Reply