Suena el despertador. Me preparo para el día. Miramos el tiempo a futuro en el móvil para ver qué ropa nos ponemos. Salimos de casa rumbo al trabajo y al llegar al Metro renovamos el abono en una máquina. Un torno nos lo valida. Llegamos a la oficina, compramos un café en un puesto de vending y pasamos 8 horas delante del ordenador. Al acabar, sacamos dinero del cajero automático y vamos a hacer la compra. Pasamos nuestros productos y los embolsamos solos gracias al autoservicio. Llegamos a casa, recogemos un paquete que hemos pedido por internet y pedimos la cena por una APP mientras una Thermomix® nos hace el tupper para el día siguiente. Vamos a la cama y ponemos la radio para dormir escuchando una voz humana.

La automatización está en cada aspecto de nuestras vidas. Máquinas y algoritmos van ganando terreno a las tareas que tradicionalmente requerían un cara a cara desde la revolución industrial, pero es ahora cuando atravesamos un momento crucial para definir cómo se va a configurar la legislación, el empleo y las relaciones sociales.

María Zuil y Daniele Grasso – El Confidencial, 2018.

Según un estudio realizado sobre la materia, ‘How susceptible are jobs to Computeristation?‘,  elaborado por la Oxford Martin School, de la Universidad de Oxford la probabilidad de que a futuro (periodo inferior a 8 años) un robot haga el trabajo de un periodista es del 6,75%.

¿Preocupante? Pues depende, como diría un gallego que se precie.

Preocupante para el colectivo de los teleoperadores, con tasa de sustitución del 98%; para representantes de seguros, con tasa del 95%; o un futuro mucho menos preocupante para el colectivo de amas de casa, con tasas del 77% que no ven el día de cuando el bienvenido robot planche, ponga la lavadora o haga la comida.

Creo que para el sector del periodismo la preocupación no pasa por la robotización, tiene otras ‘pre-ocupaciones’.

Según ‘2018 Tech Trends for Journalism and Media’ este año entramos en una nueva era tecnológica, la de la Inteligencia Artificial (AI), que transformará los fundamentos del periodismo. Como toda buena tecnología tendrá su ‘cara y su cruz’, por un lado surge como amenaza de los grandes grupos americanos y chinos, por otra parte como una herramienta que facilitará a los periodistas su trabajo, tanto en calidad como en la precisión de la personalización de contenidos.

Para conocer su implicación te recomiendo el artículo ‘¿Quieres saber qué implica el auge de los robots para los medios?‘ de Vocento Media Lab publicado en Medium donde se habla, entre otras cosas, del ‘periodismo aumentado’, esa calidad y precisión que comentaba.

“Caminamos con paso firme hacia el periodismo a la carta, a la información a gusto del consumidor” 

-Victoria Prego, 2018-

Por otra parte, el modelo de negocio de una agencia está cambiando; cuánto y cómo es todavía un elemento no desvelado; interesante la reflexiones de los responsables de las agencias en un futuro cercano y su modelo de negocio, recomiendo el informe The Global Survey On Journalism’s Futures, se recomiendan tomar decisiones estratégicas y operativas, que afectando directamente a las agencias, y que estas redefinan su valor.

Para no ahondar más tenemos estas ‘pre-ocupaciones’ pero sin el ‘pre’:

1ª Ocupación: aprender el uso de la Inteligencia Artificial orientada a la información.

2ª Ocupación: realizar una reflexión constante y amplia del futuro modelo de negocio de las agencias orientándose hacia un modelo de Agencia_Como_Servicio (Journalism as a Service (JaaS)).

De las ‘pre-ocupaciones’ anteriores sale una tercera, en nuestro nuevo modelo de negocio la tecnología directa es decisiva (AI, blockchain, beacons, etc.), pero habitualmente no tenemos grandes competencias y habilidades en estos temas, es por ello por lo que deben aparecer socios tecnológicos para cubrir estas carencias.

3ª Ocupación: buscar un socio tecnológico adecuado de acorde a los nuevos tiempos.

Por ahora tenemos pre-ocupaciones más que suficientes.

“Malos tiempos para la lirica.”

-Bertolt Brecht y Golpes Bajos-

Saludos compañero, buen día.

 

 

 

Eduardo Rios

Eduardo Rios

Director de gestión global / Agencia comma

Leave a Reply