Han transcurrido más de 2,9 millones de años desde que la especie humana empezó a diseñar sus primeras herramientas. Mucho tiempo ha pasado, pero no siempre hemos utilizado las mismas herramientas ni su complejidad ha sido la misma.

silexPuntas de flecha de sílex, 16.000 – 17.000 años, Castelserás.

 

A pesar de disponer de las herramientas necesarias para la comunicación, nuestra especie no empezó a utilizarlas hasta hace unos 30.000 años. Pinturas, tallas y esculturas fueron piezas clave hasta la llegada de la escritura.

Con el paso de los años las piezas de comunicación fueron creciendo en número y complejidad gracias al uso de nuevas herramientas. Un claro ejemplo es el de Johannes Gutenberg inventor de la imprenta de tipos móviles.

En los últimos años las  herramientas de comunicación han sufrido una reciente explosión gracias a la informática, ¿Alguien recuerda la primera versión de Adobe Photoshop?

 

photoshop1

Primera versión de Adobe Photoshop, lanzada comercialmente en 1990

Solo han pasado 25 años, ¿pero no os recuerda a las pinturas paleolíticas? Nos encontramos en medio de una explosión de nuevas tecnologías difícil de controlar y eso provoca que solo unas pocas décadas parezcan eones.

 

photoshopcc

Pantalla de carga de la última versión de Adobe Photoshop CC

 

Quizás lo más increíble de todo esto es que las actuales herramientas de diseño nos parecerán arcaicas en unos pocos años. En los tiempos de ese primer Photoshop, los ratones que se usaban tenían 1 botón, 2 en el mejor de los casos y la ruedita de scroll no se popularizó hasta el 97.

 

lisa_mouse

Mouse Macintosh, 1991

 

En las próximas décadas estas son algunas de las herramientas de diseño que podrían popularizarse:

 

Tabletas gráficas con pantalla integrada:

No son algo nuevo pero aún no se han standarizado en el uso del diseño. Las tabletas gráficas sin pantalla siguen siendo más populares pero esto cambiará a medida que la tecnología sea más asequible.

Entre estos dispositivos el más popular es el CIntiq de wacom por el avanzado software de wacom y  fácil usabilidad. Su precio ronda los 1200€

También podemos encontrar modelos más asequibles de otros fabricantes, como la Yiynova MSP19U+ con un precio entorno a los 600€.

Es fácil pensar que las pantallas táctiles podrían considerarse como las nuevas interfaces para el diseño pero esto puede no ser asi. De la misma forma que no es recomendable diseñar usando el trackpad del teclado de nuestro portátil, aunque puede hacerse. Trabajar sobre la misma pantalla pierde su utilidad siempre que no puedas disponer de una segunda pantalla especialmente diseñada para ello.

Sistemas de reconocimiento de gestos:

El famoso sistema leap motion de Apple es un claro ejemplo de ello. Este sistema está captando la atención de los usuarios pero por desgracia, a pesar de ser tremendamente útil en la navegación de modelos 3d aún no supera en usabilidad y rapidez al teclado tradicional, sobretodo en el uso de shortcodes. Resulta incomodo tener que levantar las manos para navegar a través del lienzo y produce una fuerte bajada en la velocidad de producción. La única solución a esto sería la configuración de comandos gestuales (por ejemplo, unir índice y pulgar de la mano izquierda para copiar un elemento), pero la gran cantidad de gestos posibles entorpece el trabajo del diseñador y provoca gran fatiga.

Los sistemas de reconocimiento gestuales son prometedores siempre y cuando se puedan utilizar en un segundo plano o como apoyo

Que nos podríamos encontrar en un futuro no tan lejano?

Recientemente se realizan diversas investigaciones sobre el reconocimiento de imágenes y video escaneando la actividad cerebral, y ya se puede hacer una modelización en tiempo real de la actividad cerebral con la utilización de un casco que realiza una lectura en tiempo real del encefalograma.

Estos avances podrían permitirnos en un futuro el desarrollo de interfaces controladas directamente por el cerebro, desde renderizar una imagen hasta utilizar una ‘’interfaz liquida’’ que nos permita usar los comandos de un programa con el pensamiento.

Aunque todo esto solo es el principio, podría ir mucho más allá desarrollando inteligencia artificial controlada por nuestra activdad cerebral capaz de interpretar nuestros pensamiento y asistirnos en el campo del diseño (entre otros, claro).

Tal vez en 40 años miraremos atrás y nos burlaremos de nuestras herramientas paleolíticas, o tal vez no y simplemente pongamos otra rueda en nuestro mouse.

 

Gabriel Navarro y Joan Espuny

Gabriel Navarro y Joan Espuny

Departamento creativo / Agencia comma

Leave a Reply