Los que nos conocéis bien, sabéis que en esta agencia de comunicación nos gusta mucho celebrar, celebramos todo. Nos resulta muy fácil encontrar motivos para ello. Pero más nos gusta celebrar si se trata de participar y colaborar de la forma que sea para que las cosas les vayan mejor a aquellos colectivos con más necesidades. Sé que puede sonar algo vacuo y propagandístico hablar de la responsabilidad corporativa de nuestra propia empresa, pero no me avergüenza revelar que para nosotros es fundamental comprometernos y conectar con la sociedad en la que vivimos y a la que, sin duda, le debemos también mucho. Ojalá pudiéramos contagiar a muchas empresas gemelas este espíritu y esta vocación. Nos consta que no estamos solos.

Por coherencia, desde Agencia comma tenemos muy presente que, como bien decía Eduardo Galeano, «mucha gente pequeña en lugares pequeños haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo». Realmente lo creemos. Y sentimos esta responsabilidad. Pero no solo en los días mundiales sino en nuestro día a día, todos los días del año.

Colaboramos en proyectos cuyo eje central sean las mujeres más vulnerables; apadrinamos niños para darles un futuro en nombre de todos y cada uno de los clientes con los que trabajamos; nos implicamos en equipos de fútbol infantiles, en iniciativas deportivas solidarias, en campañas de concienciación, atención y difusión de otras realidades. Intentamos ser coherentes entre lo que hacemos y lo que decimos que hacemos. Es parte de nuestro ADN y estamos muy orgullosos de ello.

Hoy, con ocasión del Día Universal del Niño, no hemos encontrado mejor iniciativa que invitaros a todos a volver a ser niños por un rato; parar en la dura jornada que seguro tenemos por delante para disponernos a jugar un poquito; arrancaros una sonrisa y disparar vuestra curiosidad descubriendo cómo ha pasado el tiempo y cómo nos ha cambiado. Los que formamos el equipo de Agencia comma nos hemos ofrecido voluntarios con total entrega y sin ningún rubor, aunque hay cada imagen…

La propuesta consiste en un simple pero divertido juego de parejas, ¿os acordáis? Se trata de adivinar quién es quién emparejando las fotos de cuando éramos pequeños con las fotos actuales de muchos de los miembros de la Agencia. Podéis intentar emparejarnos cuantas veces queráis porque cada participación se traducirá en una donación de 1€ a Unicef para colaborar en alguna de las cientos de iniciativas que tienen en marcha en favor de la protección, cuidado y educación de los niños. No hemos encontrado mejor objetivo para este sencillo juego.

Nosotros nos hemos divertido mucho organizándolo y más intentando averiguar quién es quién porque, ya os aviso, que no es tan fácil como os pensáis. Volver a ser niños por un rato debería estar prescrito de alguna manera porque siempre, siempre, nos veremos contagiados de la inocencia y la libertad.

¿Quieres jugar con nosotros? ¡Te ajuntamos!

Silvia Albert

Silvia Albert

Directora general / Agencia comma

Leave a Reply