Aunque hace ya varios años que la figura del community manager es habitual en departamentos de comunicación o en agencias, todavía se trata de una figura algo desconocida en cuanto a sus funciones y las tareas que debe realizar. Ello, unido a las frecuentes dudas en el ser y estar en el ecosistema digital, hace que no siempre se coordine correctamente el trabajo del gestor de redes con los departamentos de marketing y comunicación de la empresa. Hoy nos gustaría ofrecer cinco consejos para mejorar la gestión de un community manager o gestor de comunidades en redes sociales con su empresa o agencia de comunicación.

 

1. ¿Tienes claro por qué quieres “entrar” en redes sociales”?

Antes de plantearnos cómo debe ser nuestro día a día con un community manager, es conveniente hacer una reflexión sobre los motivos que nos han llevado a abrir canales digitales de comunicación para nuestra empresa. ¿Tenemos claras cuáles son las reglas del juego del entorno digital? ¿sabemos qué queremos comunicar y cómo hacerlo? ¿conocemos qué canales deberíamos usar? No dejes de revisar estas cinco aclaraciones antes de comenzar una estrategia con perfiles sociales.

 

2. ¿Sabes a qué se dedica realmente un community manager?

Uno de los errores más frecuentes por parte de empresas o de agencias que quieren contratar los servicios de un gestor de redes sociales es el desconocimiento de sus funciones. En la actualidad no es raro encontrar ofertas de empleo de community manager que piden cualidades de diseñador, redactor, SEO, SEM, editor de vídeo, creador de contenidos, acróbata, malabarista y mil funciones más por algunos cientos de euros.

Hoy el objetivo no es aclarar las cualidades ni las tareas específicas de un buen gestor de comunidades online, pero conviene recordar que las funciones de un community manager tienen sus limitaciones, y que rara será la vez que un profesional de estas características pueda abarcar él solo todas las tareas que conlleva la presencia activa de una empresa en internet. ¡Ojo! Esto que no quiere decir que no haya profesionales de la gestión de redes sociales que también sean buenos diseñadores, o que sepan hacer una buena campaña de ads.

En todo caso, conviene revisar primero si necesitamos solo a un profesional que pueda gestionar el ecosistema digital de nuestra organización, o bien necesitamos un equipo que lo haga de forma coordinada.

 

3. Integra al community manager en la estrategia de marketing y comunicación

Aunque parece lógico que esto sea algo imprescindible, pocas veces se cumple. En muchas ocasiones, el gestor de redes de la empresa queda relegado a la figura de “el chico de las redes”, al que se le envían materiales con cierta regularidad para que “le dé difusión en nuestras redes sociales”. Si de verdad quieres una labor efectiva de la persona que gestione tus canales sociales en internet, no deberías olvidar estas premisas:

  • El community manager de tu empresa debe conocer la misión, visión y valores de la empresa. La persona encargada de gestionar una marca en canales sociales debe alinearse perfectamente con sus objetivos y con la estrategia existente de marketing y comunicación. Esto incluye, por supuesto, asumir el tono de comunicación deseado por la organización (siempre y cuando esta lo tenga claro, que ese es otro cantar). La comunicación interna sigue siendo la gran olvidada, y este hecho también afecta en la gestión con un community manager.
  • El gestor de redes no debe convertirse en extintor de incendios para crisis en social media. Si bien debe estar preparado para gestionar correctamente una situación de crisis de reputación en medios sociales, no olvidemos que este profesional es el último eslabón de una cadena y que no puede obrar milagros para solucionar este tipo de problemas. En este sentido, la organización debería tener preparado un protocolo de actuación o un manual de gestión de crisis.
  • Pídele consejo y asesoramiento: en su día a día. el community manager irá conociendo cómo se comporta la comunidad con respecto a la marca, (si es activa o inactiva, si es fiel o infiel, a qué tipo de contenidos reacciona mejor…). Una buena coordinación entre el responsable de comunidades online y el responsable de marketing o comunicación de la empresa puede aportar mucho valor a las tácticas que se llevan a cabo día a día en los canales digitales de la organización.

4. Adáptate a los formatos digitales

Una de las cuestiones que más sufren los community managers es la recepción de materiales poco o nada adaptados a los canales digitales. Puede que tu empresa tenga un vídeo corporativo de treinta minutos perfectamente realizado, pero, ¿crees que alguien lo va a ver entero en alguna red social? Si usas vídeo, puedes, por ejemplo, hacer piezas más cortas, que sin duda resultarán más atractivas.

Tampoco es necesario enviar a nuestro gestor de redes archivos de imágenes .TIFF de 40 megas, o .PDF que no se pueden compartir. Para este tipo de cuestiones, consulta con tu gestor de redes cuáles son los formatos con mejor acogida en las plataformas digitales de comunicación, y cuáles son las medidas habituales para piezas audiovisuales, tanto para publicaciones orgánicas como promocionadas.

En cuanto a los textos, desgraciadamente cada vez leemos menos, y cuando lo hacemos, practicamos con enorme entusiasmo la lectura en diagonal. El exceso de estímulos que recibimos a diario a través de nuestros dispositivos electrónicos hace que nos cueste prestar atención: tenlo en cuenta a la hora de elaborar un copy. La comunicación digital no puede, ni debe ser, un corta y pega o un resumen de una nota de prensa.

 

5. Si quieres “ser” on, debes “estar” on

De nada sirve todo lo mencionado anteriormente si no tenemos una apuesta firme por los canales digitales como una herramienta de comunicación. Si nuestro deseo es que las redes sociales se conviertan en un canal adecuado para nuestra comunicación, debemos estar al día de las tendencias en redes sociales: nuevos canales, nuevas características en los ya existentes…. Para ello, podemos conseguir ayuda a través del community manager, profesional que debe estar al corriente de esas novedades o cambios. No lo subestimes: probablemente sabe mejor que tú las últimas tendencias en comunicación digital, cuáles son los contenidos que mejor funcionan, o las nuevas funcionalidades de alguna herramienta en concreto.

¿Tienes claro cómo hacer una buena gestión con tu community manager?

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

Leave a Reply