Desde siempre, al hablar de relaciones públicas y comunicación, pensamos en contar historias y trasladar mensajes. A la hora de analizar los resultados, casi siempre se hace desde un punto de vista cualitativo, pero la parte cuantitativa permanece en un segundo plano, básicamente analizando puntos como la cantidad de apariciones en medios o el valor equivalente es estas.

Pero cada vez más, disponemos de herramientas de análisis cuantitativo que nos permiten analizar una amplia variedad de datos, desde el alcance o el valor, hasta un análisis más concreto de nuestro público, algo que deberíamos saber utilizar y aplicar a nuestro trabajo.

Los profesionales de relaciones públicas pueden y deben usar las herramientas de análisis para empezar a medir de manera más efectiva, dando mayor peso a los datos para jugar un papel más destacado en la estrategia empresarial.

En el caso de los profesionales del marketing, el día a día gira en torno al análisis de datos y estrategias basadas en resultados. Aquí te mostramos seis técnicas de medición utilizadas en marketing que podemos utilizar en la gestión del día a día para las estrategias de relaciones públicas:

1. Establece objetivos antes de lanzar la campaña: Debemos decidir lo que queremos conseguir antes de empezar a trabajar en una estrategia, de forma que podamos enfocar el desarrollo de la estrategia correctamente hacia esos objetivos.  ¿Se busca mejorar la reputación de la marca? Mide las menciones positivas en las webs y redes sociales cada mes. ¿Buscas atraer a clientes potenciales? Utiliza Google Analytics para identificar quién se está registrando en una newsletter, una demo o cualquier otro registro online a través de artículos propios o ajenos en medios de comunicación.

2. La publicidad no es negativa: Las relaciones públicas nunca han querido relacionarse con la publicidad, pero las últimas tendencias publicitarias como el marketing de contenidos y la publicidad nativa se centran en contar la historia de una marca, lo que empieza a acercar ambos sectores cada vez más.  Cuando una pieza de contenido llega a un cierto nivel de popularidad, utilizar la publicidad nativa y otras estrategias nos permite aprovechar y aumentar ese impacto y alcance.

3. Hacer pruebas previas: No es necesario ceñirse a un solo enfoque, título o imagen. Es recomendable probar diferentes titulares y fotos en los lanzamientos, en sus mensajes sociales o en los blogs, de forma que podamos tantear y dar con los qué mejor funcionan y más alcance consiguen. Además, es fundamental comprobar que estamos usando las etiquetas necesarias para hacer una medición correcta de la campaña.

4. Analiza el valor de la autoridad: La autoridad y la influencia son medidas de la confianza y el alcance que un autor ha logrado dentro de una comunidad. Actualmente es tal la cantidad de contenidos y mensajes que nos llegan cada día, que es cada vez más difícil conseguir la confianza del público. Contar con la colaboración de personas influyentes que cuentan con esa confianza por parte de la comunidad puede ayudar a trasladar nuestro mensaje de manera más eficaz y consiguiendo un alcance mucho más amplio. Con este fin, Google ha desarrollado una herramienta a través de la que valida y destaca el contenido de sus autores.

5. Selecciona lo que necesitas medir: Actualmente existen ya tantas herramientas de medición y tantos datos que podemos analizar, que es complicado diferenciar lo que es más importante y lo que debemos medir para conocer realmente nuestros resultados.  De la misma forma que no tenemos que utilizar siempre todas las plataformas para la difusión de todos los mensajes, porque no siempre son apropiadas para lo que queremos transmitir, tampoco tenemos que medir todo lo que se puede analizar, en primer lugar porque sería un trabajo interminable, y sobre todo, porque hay muchos elementos que podemos medir pero que probablemente no nos sirvan de ninguna utilidad. Lo importante es seleccionar las métricas en base a los objetivos que hemos establecido previamente.

6. Sé flexible y adáptate: Lo que funciona para una marca no siempre funciona para otra. Lo que funciona en una plataforma no es necesariamente el mejor contenido para otra. Debemos medir y analizar los resultados, para adaptarnos a las conclusiones. Muchas veces debemos además estar abiertos a modificar la estrategia planteada en base a los resultados obtenidos al medir, para optimizar nuestra campaña.

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

One Comment

Leave a Reply