setTimeout(function() { window.onscroll = function() { window.onscroll = null; // Only track the event once gtag('event', 'Scroll despues de 5 segundos', { 'event_category': 'Corregir Tasa de Rebote' }); } }, 5000);

Hace tiempo iniciamos un debate en Twitter en tono de broma con un grupo de periodistas financieros del sector sobre el envío de notas de prensa absurdas que reciben a diario, que puedes ver con el hashtag #notasdeprensadelirantes. Básicamente comenzaron a compartir las numerosas notas de prensa de temas completamente diferentes a los que cubrían. De hecho, la mayoría son irrisorias. ¿Por qué mandarle una nota sobre un “Concurso Nacional de Cerveza Casera” a un periodista financiero?. Por eso hemos decidido entrevistar en nuestro blog a periodistas del sector para que nos cuenten las impresiones de su día a día con las agencias y departamentos de comunicación. Nos parece un ejercicio muy interesante. Dar a los periodistas la oportunidad de hablar sobre nuestra labor nos permite identificar errores y proponer mejoras. En nuestra family agency no nos cansamos de debatir con nuestros compañeros ‘del otro lado’ que al fin y al cabo es el mismo. Somos de los que creemos que es la agencia la que debe parar al cliente si este quiere mandar una nota de prensa absurda y poner en valor una herramienta que, por mal uso, se ha depreciado. Arrancamos esta serie de entrevistas con la que le hemos hecho a Eduardo Segovia, reconocido periodista financiero que trabaja actualmente en El Confidencial. Eduardo es uno de esos que buscan la letra pequeña y elaboran las informaciones investigando en busca de la verdad y mucho más allá de una nota de prensa.

 

eduardosegovia_elconfidencial

1-  ¿Cómo media, cuántas notas de prensa spam (ajenas a los temas que cubres) recibes al día?

Muchos remitentes los tengo catalogados como spam, con lo que van directamente a la carpeta spam y no los veo, así que no te puedo decir con exactitud porque nunca miro esta carpeta, pero calculo que entre 20 y 30 al día. También depende del mes: en agosto menos, en diciembre más.

2-  De las que tienen que ver con los temas de los que escribes, ¿cuántas te aportan realmente?

Como mucho un 5% del total.

3- Las notas de prensa que sí que te parecen interesantes para publicar ¿por qué te aportan?

Para publicar nunca. El Confidencial no publica nunca notas de prensa y, afortunadamente, cada vez menos medios lo hacen. Pero sí pueden servirte para hacer una información. Puede ser por varias razones. Por ejemplo, porque tienen una noticia de verdad (algo que casi nunca tiene una nota de prensa): una operación, un fichaje, una emisión, resultados, etc. O al menos detalles de una noticia que ya ha adelantado alguien. También me interesan las que adjuntan informes de análisis, aunque sólo cuando el informe tiene chicha. O cuando te dan pistas o contactos para un tema en el que estás trabajando, o bien una idea para hacer un tema.

4.- Cuéntame algún ejemplo de nota de prensa absurda que te venga a la memoria y alguno de una información buena

Las absurdas son tantas… De las pocas que me acuerdo: «Claves para evitar el robo de instrumentos musicales en verano»; «Ojos de cristal, diccionarios y postales encabezan el ranking de objetos perdidos en los parques de ocio»; “Lo último contra la infidelidad, SemenDetecto, para analizar ropa y…»; O las incomprensibles: «StiboSystems reduce costes operacionales con iniciativa MDM»

Información buena, la de los bancos (cuando dan noticias, no cuando cuentan que han firmado un acuerdo para dar crédito a los labriegos de Villatempujoynosubes) o las de la OCU, que siempre dan ideas de temas sobre los que trabajar.

5.- Agencias, departamentos de comunicación y notas de prensa ¿Cuál es tu impresión?

¡Nefasta!. Primero porque la mayoría de las notas no tienen ningún interés periodístico, incluso siendo de mi área de especialización. Segundo, porque se nota perfectamente que las mandan ‘a bulto’ a cuantos más periodistas mejor, sin molestarse en saber qué lleva cada uno, que creo debería ser parte esencial de su trabajo; mira que es fácil con internet, y mira que tienen tiempo para hacerlo (porque no tardarán demasiado en escribir esas notas, creo). En cambio, compran bases de datos que deben de ir al peso: cuantos más nombres, mejor. Y encima se gastan el dinero en eso, cosa que no puedo entender. Y tercero, porque algunas tienen incluso la desfachatez de llamarte y preguntarte si la has recibido y si la vas a publicar, normalmente coincidiendo con la hora del cierre de la bolsa o del periódico que estamos atacados, demostrando un desconocimiento y/o una falta de respeto totales por nuestro trabajo.

6.- Me cuentas alguna anécdota negativa que tengas con una agencia/ departamento de comunicación y alguna experiencia positiva

Negativas hay tantas que no acabaría nunca. La última: una agencia me  llama a las 8 de la mañana quejándose porque había publicado, dentro de una noticia, un apunte que me había contado él pero que “supuestamente” era off the record (cosa que yo no sabía) En ese momento me entero de que nuestra conversación había sido grabada sin mi autorización. Le explico que su ‘apunte’ había sido publicado por Bloomberg y que, por lo tanto, no había off the record que valiera. Pero él me argumentó que el off the record era para mí y no para la agencia a la que habían mandado un statement oficial ¿No debería saber una agencia lo que significa y supone un off the record? La verdad es que le mandé a paseo y ahora cada vez que escribo de ese tema meto en el primer párrafo lo que él quería. Y no me ha vuelto a llamar, qué curioso.

Para mí, la peor práctica es aquella que tratar de impedir que des una noticia, no dar su versión – eso no le interesa a nadie-  sino tumbarla. Y si no lo consiguen, llaman al director. Y si tampoco, al editor amenazando con quitar publicidad. La peor, claro está, es mentir, cosa que se hace en demasiadas ocasiones. En muchos casos, te niegan informaciones para a continuación pasárselas a periodistas afines. A veces ves publicadas en otro medio cosas que a ti te han desmentido. Conclusión: no les vuelves a llamar y se la devolverás cuando puedas. Otra práctica muy molesta es llamar al día siguiente temprano para protestar por algo que sabían que ibas a sacar (porque les has llamado) y hacerte perder una hora en el tema de ayer, tiempo que no puedes dedicar para buscar el tema de hoy.

Claro que también hay buenas experiencias, gente que sabe manejar el off the record, que reparte juego entre los medios, que te pone a tiro a los directivos, que hace pactos para beneficio de las dos partes…

7.- ¿Crees que la nota de prensa morirá? ¿Deberíamos matarla de una vez?

No, pero hay que enfocarla de otra manera. Hay que olvidarse de que los medios las publiquen tal cual y explicar a los clientes que eso se llama publicidad y hay que pagarla. Por tanto, hay que restringir su uso en un 90% a las ocasiones, y sólo utilizarlas en aquellos que de verdad hay una noticia que comunicar. Una noticia con interés para el público, no para la empresa, claro. Para la empresa todo tiene interés, ese es otro síndrome de los departamentos de prensa: vivir en su «pequeño mundo». Y no enviarla para que se publique (hay que olvidarse de estructurarla como una noticia para que se pueda copiar y pegar) sino para dar pistas, contactos y material con el que el periodista puede elaborar una historia. Lo del copy-paste sólo lo hacen ciertas agencias de noticias (generalmente españolas, las internacionales menos) y yo, personalmente, despediría a quien lo hiciera.

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

2 Comments

Leave a Reply