setTimeout(function() { window.onscroll = function() { window.onscroll = null; // Only track the event once gtag('event', 'Scroll despues de 5 segundos', { 'event_category': 'Corregir Tasa de Rebote' }); } }, 5000);

El vídeo corporativo es un formato con un peso cada vez más grande en canales de comunicación y redes sociales. En Silvia Albert in company, hemos notado un incremento de la demanda por parte de nuestros clientes de este tipo de formato. También somos nosotros mismos, los que les animamos a mostrar su lado humano, o su día a día, más allá de lo fría que puede ser la página web corporativa. Poner cara a los profesionales que hay detrás de una empresa financiera o farmacéutica aporta el valor de cercanía y confianza.

Como decíamos en nuestro post «La importacia del video en PR«, Un vídeo tiene 50 veces más posibilidades de posicionarse que un texto, es más fácil de consumir, capta mejor la atención, te permite transmitir sentimientos de manera muy rápida…

El consumo de información en formato vídeo facilita la experiencia del usuario/lector, al no tener que bucear en un texto, a veces denso. Con solo hacer clic, alguien se lo puede contar. Esta grandísima ventaja, unida a la facilidad de difundir contenido audiovisual en las redes sociales, no puede desaprovecharse creando un vídeo corporativo, monótono y aburrido, que no invita al usuario a verlo hasta el final.

Como comentaba nuestra compañera Mónica en «5 formas de usar el vídeo para una empresa» podemos retransmitir un evento, hacer entrevistas cortas, hace un making of, grabar una serie de videos corporativos por temática o dar respuesta a preguntas candentes.

En esta era en la que todo es instantáneo y efímero (no hay más que ver el éxito de Instagram Stories y los estados de whatsapp), la necesidad de ser concisos y evitar todo lo superfluo es importantísima. Igualmente el contenido ha de ser visualmente atractivo. A continuación os damos unas pistas para conseguirlo:

bullet Iluminación: La luz natural es lo más deseable, aunque no siempre posible. En caso de ser necesario el uso de focos, hay que vigilar que no molesten al entrevistado, obligándole a cerrar un poco los ojos y fruncir el ceño. Debemos tener especial cuidado con las sobras y contrarrestarlas con los focos. A la hora de iluminar una escena debemos tener en cuenta ciertas pautas de iluminación básica, que tendremos que adaptar según el espacio en el que vayamos a trabajar, así como las características particulares de los focos que utilicemos. Una buena iluminación es la base imprescindible para un buen vídeo.

punto-fuga-entrevistado

bullet Composición del plano: Intentemos huir de un plano frontal y centrado de la persona que habla, como si fuera un locutor del telediario. Queremos mostrar una actitud agradable y algo desenfadada. Podemos aplicar la regla de los tercios, y buscar un fondo que visualmente tenga un punto de fuga y situar ahí la acción principal. El uso de varias cámaras que alternan la perspectiva desde la que vemos a la persona que nos habla, los movimientos de cámara o el juego de enfoque y desenfoque son trucos que introducen dinamismo y amenizan una situación estática.

Punto-Fuga-entrevistada2

bullet Logotipo: Es lógico que el cliente quiera que aparezca su logo en el video. No sólo como “mosca” permanente en una de las esquinas de la imagen, sino detrás del entrevistado, como parte de la escena. Debemos intentar huir de rollups y elementos que hagan que parezca forzado. Lo ideal sería componer el plano, de modo que el logo aparezca integrado de un modo natural, al fondo en una pared, o en un vinilo ácido traslúcido que va pegado en una pared de cristal, etc..

plano-recurso-logotipo

bullet Cabeceras y transiciones. Con After Effects podemos crear animaciones muy atractivas de los títulos, descripciones y “quotes” que acompañan a la entrevista. Recordemos siempre que menos es más. Estos elementos, dan un toque limpio y sencillo, pero nunca deben restar importancia al resto del contenido y deben siempre integrarse con el mismo, incluyendo la fuente y los colores corporativos, no superponiéndose a elementos vitales del plano, como la cara, el logo que pueda haber al fondo, etc. En entrevistas realizadas en las oficinas del cliente, aprovechemos para grabar planos recurso, a ser posible con movimiento, de localización y de detalles, que luego podamos incluir como fondo de cabecera o cierre.

No nos olvidemos de preparar al entrevistado, tanto en el contenido del que va a hablar, como en los aspectos estéticos: huir de maquillajes y accesorios muy llamativos o con marcas reconocibles, que su vestimenta sea elegante, en tonos neutros y atemporal. Evitemos que las chaquetas se arruguen demasiado al estar sentados. Que trate de resultar natural. El lenguaje corporal es fundamental, a la hora de transmitir esa sensación de confianza en el mensaje, sin resultar demasiado «frío y corporativo».

 

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

Leave a Reply