Como refleja el último Informe Anual de la Profesión Periodística, la salud del periodismo sigue siendo preocupante y la profesión de periodista sigue siendo precaria. La credibilidad de los medios sigue estando en entredicho y sigue siendo misión imposible para ellos encontrar un modelo de negocio que les dé beneficios. ¿Esto será siempre así? ¿Hacia dónde va la profesión? ¿Cómo será el periodismo del futuro?

Estas son algunas de las preguntas que nos hacemos a diario los profesionales del periodismo y de la comunicación. Yo personalmente no tengo clara la respuesta, pero en este post hablo de tres tendencias sobre el periodismo que se avecina:

1. Nuevos modelos

La nueva realidad marcada por el peso de Google y Facebook como fuentes de información (en la actualidad controlan más del 80% de todo el crecimiento de la publicidad online, según un informe de Brian Wieser) hará necesario que los medios de comunicación tradicionales tengan que volver a reinventarse y buscar nuevos modelos de negocio que los hagan apetecibles para los anunciantes. En este sentido, el branded content parece que se está postulando como una alternativa interesante. Hablaré de ello más adelante.

Como señalaba Miguel Alba, director de Voz Pópuli, en uno de sus artículos de opinión, “la búsqueda de las audiencias masivas ha terminado por fagocitar la verdadera esencia de este negocio: la noticia. La información de calidad, sensible y determinante para la toma de decisiones ha sido condenada por la estadística. A diario vemos como entre las noticias más leídas de los periódicos, las curiosidades o el vídeo viral sobrepasa, duplica o quintuplica a las noticias construidas a golpe de buenas fuentes”.

2. Continúa la discriminación a las mujeres y aumentan los periodistas autónomos

El Informe Anual de la Profesión Periodística describe un mercado laboral en el que cada vez hay más alumnos que quieren ser periodistas, al mismo tiempo que cada vez son menos los puestos de trabajo a los que podrán optar.

Echando un vistazo al anterior informe, puede apreciarse que el panorama no mejora y que el estado de la profesión es posible que nunca vuelva al mismo punto en el que se encontraba antes de la crisis. Si bien es cierto que ya han pasado los peores años, de despidos masivos e importantes reducciones salariales. Ahora muchos de los periodistas que fueron despedidos se han reinventado como autónomos.

“Las crisis sucesivas han expulsado de la seguridad laboral a miles de periodistas, con lo cual hay un creciente número de autónomos en situación de desamparo económico, laboral y legal”, subrayó durante la presentación del informe la presidenta de la APM, Victoria Prego.

El Informe Anual de la Profesión Periodística incluyó, por primera vez, un capítulo específico dedicado a la situación de las mujeres en el sector. “A partir de los datos de la encuesta, podemos decir que trabajamos en una profesión en la que sí existe un factor de discriminación hacia las mujeres”, señaló Luis Palacio, director del estudio.  Y es que resulta alarmante que, pese a que dos tercios de los periodistas españoles son mujeres, solo el 27% de los puestos directivos en los medios de comunicación están ocupados por ellas, como señalaba recientemente Mónica Bernardo en este mismo blog.

Existe, al menos, un dato positivo para la mujer recogido en el informe: el porcentaje de mujeres que trabajan en nuevos perfiles profesionales, como gestor de comunidades digitales, publicidad nativa y contenido patrocinado, periodismo de datos o analista de tráfico, entre otros, son superiores a los registrados entre los hombres.

3. Cambio de paradigma

La forma de indexar las noticias, la no existencia de métricas unificadas para la medición, el algoritmo de Google, etc., son algunas de las razones por las que los medios de comunicación tendrán que dar un nuevo paso y replantearse, una vez más, su estrategia. Ahora, además de tener en cuenta los contenidos a publicar, habrá que prestar mayor atención a cómo contarlos, en qué momento, a través de qué canal o canales, cómo deberán ser posicionados en Internet, si estarán certificados en blockchain, etc.

El nuevo paradigma también abre algunas oportunidades a la profesión periodística, entre las que destacaría dos:

  • Branded content: Ante los problemas de los medios de comunicación para sacar beneficios de sus contenidos, el branded content se antoja como una alternativa para monetizar el trabajo de los periodistas. Sin ir más lejos, T Brand Studio, de The New York Times, está dando muy buenos resultados y cuenta con, aproximadamente, más de 150 empleados. El cambio de paradigma, tanto en periodismo como en comunicación, es una realidad y como decía Silvia Albert en su post: ‘5 retos para las agencias de comunicación en 2018’, “la aparición del branded content, el storytelling, el big data, el engagement, de los influencers o los algoritmos nos saca obligadamente de nuestra zona de confort”.
  • Blockchain: ¿Cómo va a afectar blockchain al periodismo y a los periodistas? Esta es una de las preguntas, sin respuesta todavía, que se pusieron sobre la mesa en la presentación del IX informe Perspectivas wellcomm de la comunicación, donde se debatió sobre este nuevo paradigma en el que aparecerán y se generalizarán los llamados contratos inteligentes, el pago en criptomonedas, los registros públicos de reputación y la retribución directa por la creación y el consumo de contenidos.

En un futuro próximo encontraremos plataformas en las que los periodistas ya cobran de sus lectores por investigar determinados aspectos de la realidad que no cubren los medios convencionales. Mientras tratamos de entender qué es y para qué puede servirnos esto de blockchain, en la actualidad ya existen comunidades como Civil, que emplean blockchain para la creación de una plataforma periodística independiente donde no existan las noticias falsas ni la publicidad.

En palabras de Rosa Matías, “Los periodistas usaremos blockchain del mismo modo que llevamos décadas usando el correo electrónico: sin entender los entresijos técnicos de su funcionamiento”.

 

Carlos Balaguer

Carlos Balaguer

Consultor / Agencia comma

Leave a Reply