Con el nuevo año suelen llegar ganas de cambio, tras analizar los resultados del año anterior, muchas empresas deciden que ha llegado el momento de cambiar de agencia de comunicación. Tras analizar un poco el sector y pedir algunas recomendaciones, la mayoría de las veces opta por convocar un concurso de agencias.

Por ello normalmente las agencias cerramos el año y empezamos el siguiente participando en concursos, ideando estrategias de comunicación, con ganas e ilusión. Sin embargo debido a las malas prácticas a veces los procesos acaban en nuestras temidas #PRpenas (hashtag con el que algunos de nuestro gremio recogemos algunas malas prácticas en Twitter)

En este blog ya hemos dado algunas claves fundamentales a tener en cuenta para elegir agencia y la ADECEC elaboró hace tiempo un sencillo manual de buenas prácticas para convocar un concurso de agencias que recomendamos seguir. Lo imprescindible a la hora de convocar un concurso a una agencia enviarles un briefing completo con información sobre la compañía y sus objetivos en la región, así como los plazos del concurso y el presupuesto disponible. Sólo así los candidatos podrán diseñar una propuesta que se ajuste a sus necesidades y también valorar los recursos internos a utilizar.

Hoy os dejamos seis recomendaciones de lo que no hay que hacer para que un concurso acabe en el lado oscuro de la fuerza, estas experiencias las hemos vivido con #PRpenas en nuestras propias carnes. Sólo queremos ayudarte a comportarte con las agencias como un buen Jedi:

  1. Si tienes claro que no quieres seguir trabajando con tu agencia, no la invites al concurso, no es justo hacerla perder el tiempo en elaborar una propuesta y haceros una presentación. Imagínate estar haciendo una presentación con clientes que ya han decidido que no van a comprar tu producto, sus miradas desinteresadas, su falta de atención… y tú ahí, manteniendo el tipo, con tu presentación y esforzándote por una causa perdida. Piensa que al final así estáis perdiendo el tiempo todos, incluidos los directivos de la compañía.
  2. No convoques para conseguir ideas frescas y al después encima no elijas a ninguna. Si vas a pedir planes estratégicos, entonces compórtate como un caballero y retribuye económica a las agencias que has convocado. En otros sectores esto ocurre. Uno de nuestros retos en nuestro sector es reivindicar que se paguen nuestros planes estratégicos. Afortunadamente ya existen lugares donde la agencia puede registrar su propuesta de comunicación para que no se la plagien.
  3. Si tienes el concurso dado de antemano, ahórratelo no hagas trabajar a las agencias en balde. Piensa que están dedicando el tiempo y sus recursos. Sobre todo tenlo en cuenta si la agencia que convocas es pequeña, no hagas lo que no te gustaría que te hicieran.
  4. Deja claro el presupuesto con el que cuentas antes de convocar, no sirve de nada una propuesta ambiciosa que no se ajuste a la realidad de tu compañía. Así también la agencia podrá valorar si se ajusta el precio o no a sus servicios y valorar si decide o no presentarse.
  5. No alargues el proceso al infinito, se honesto y da siempre una respuesta final a las agencias que participaron. Lo ideal es que el plazo esté detallado previamente en la propuesta, pero si se alarga, o finalmente no se va a tomar una decisión en un plazo determinado, deberías avisar a los implicados para que puedan organizar los recursos de sus empresas acordemente.
  6. Por último, no marees. Si una agencia ya te hizo una propuesta y no la elegiste, quizá al tiempo puedas pedirla otra para otra campaña, pero si vas a volver a hacerlo una tercera vez, no te sorprenda que suelten alguna carcajada.

¿Tienes alguna #PRpena o #PRalegría que te gustaría compartir?

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

One Comment

Leave a Reply