Como muchos de vosotros sabréis, Twitter Ads es una herramienta de publicidad de Twitter que permite a empresas y usuarios promocionar sus tweets, sus cuentas, e incluso un tema o producto concreto para conseguir más tráfico, seguidores e interacciones.

Sin embargo, no debemos olvidar que los ‘anuncios’ por sí mismos no sirven de nada si no generamos previamente un buen contenido que aporte valor. La necesidad de un contenido de calidad, además de ser una de las máximas de toda campaña comunicación, también es un aspecto clave para lograr el éxito en Twitter Ads.

¿Realmente merece la pena invertir dinero en Twitter?

En mi humilde opinión la respuesta es que sí. Si nuestro público objetivo está en Twitter, ¿por qué no sacarle el máximo partido con un poco de publicidad complementaria para una campaña concreta? Lo cierto es que con una inversión no muy alta se pueden conseguir buenos resultados. Además, tampoco olvidemos que el nivel de interacción en Twitter no pasa por su mejor momento.

Twitter Ads nos permite probar y modificar todo cuanto queramos. De este modo podemos aprender de nuestras campañas, algo que será fundamental para irlas ajustando cada vez más a nuestros objetivos.

¿Qué categorías nos ofrece esta herramienta?

  • Tweets promocionados: muy útiles para dar a conocer un mensaje concreto a nuestro público objetivo. Son tweets visibles, en un tamaño algo más grande del habitual, que salen en los timelines de nuestros seguidores y también en las búsquedas. En las búsquedas se puja por palabra clave a modo de subasta. Es decir, se cobra por cada engagement conseguido.
  • Cuentas promocionadas: es la mejor opción si nuestro objetivo es el de aumentar el número de seguidores. Estas campañas aparecen en los timelines de los usuarios, en las sugerencias de “a quién seguir” y en sus resultados búsqueda. Aquí Twitter sólo nos cobrará por cada usuario que empiece a seguirnos. Tú eliges exactamente dónde quieres aparecer.
  • Trending Topics promocionados: permiten que tu #hashtag sea promocionado durante 24 horas como trending topic. Esta opción es la que supone el mayor desembolso económico de las tres.

Antes de elegir una de estas categorías debemos saber cuál es nuestro objetivo; qué es aquello que queremos conseguir a través de Twitter. Este objetivo siempre debe estar 100% alineado con nuestra Website Card. Teniendo esto claro, estaremos preparados para decidir qué tipo de campaña queremos. Desde la pestaña ‘Crear una campaña’, la herramienta nos proporciona seis opciones entre las que podemos elegir.

TwitterAds

En Twitter Ads, como en comunicación y en la mayoría de los aspectos de la vida, también es clave el sentido común. Sin él no podremos sacar el máximo partido a la segmentación, por lo que solo será posible elegir dónde y quiénes queramos que nos lean si conocemos bien nuestro negocio y tenemos claros nuestros objetivos. Como es evidente, también será necesario aplicar dicho sentido común cuando elijamos el idioma, el género, el tipo de dispositivo, etc.

El público objetivo debe ser el pilar sobre el que construyamos nuestra campaña. Por lo que es recomendable segmentar por cuentas de perfiles que puedan tener interés en nuestro producto. Por ejemplo, si lo que queremos promocionar son zapatillas, probablemente tendría sentido que nos dirigiésemos a los seguidores de @runnersworld.

Como nos comentaba nuestro compañero Oliver Serrano en su post ‘Algo (malo) pasa con Twitter’, ya no hay tanta interacción como antes y cada vez es más difícil obtener redifusión de los mensajes. Sin embargo, Twitter Ads permite paliar en parte este problema actual que afecta a Twitter, permitiéndonos lograr un mayor número de impresiones, más seguidores o mayor participación de éstos en nuestras campañas de comunicación online.

Carlos Balaguer

Carlos Balaguer

Consultor / Agencia comma

One Comment

Leave a Reply