La comunicación interna es el motor de toda empresa. A través de ella se consigue la motivación, el compromiso y el sentimiento de pertenencia de los empleados, además de ser la herramienta más poderosa ante cualquier situación de crisis.

Comunicación interna como herramienta ante situaciones de crisis

El mayor error ante una situación de crisis es ‘dar la callada por respuesta’. Y es que ninguna versión de los hechos que se transmita por una fuente que no sea la propia empresa, será mejor que la propia versión de la compañía o, al menos, no será tan recomendable para ésta.

Por ello, ante cualquier situación de crisis, la compañía debe anticiparse y transmitir su versión de los hechos antes de que otros lo hagan por ella. En estos casos es necesario ser proactivos para no tener que acabar actuando en base a otras opiniones o informaciones.

Dicho esto, una empresa no puede limitarse a afirmar, desmentir o matizar las informaciones publicadas, sino que debe ser la primera en pronunciarse, dando ejemplo de transparencia. La transparencia debe der bidireccional siempre. Si una empresa no es transparente con sus empleados, seguramente tampoco lo sea de cara a su público objetivo y viceversa. Una buena comunicación interna permitirá que todos los portavoces se sepan de carrerilla los mensajes clave a transmitir por la compañía y esto es algo imprescindible para no dar diferentes versiones o para que la versión oficial no sea malinterpretada.

 

La comunicación interna como elemento motivacional

Uno de los mayores grandes retos que aún tienen por delante muchas compañías es el de escuchar a sus empleados. Si un empleado no se siente escuchado por su empresa, bajará su motivación y sentirá frustración, porque percibirá que no se tienen en cuenta sus opiniones. La realidad es que una empresa que no tenga la capacidad de escuchar, tampoco tendrá capacidad de implicar a sus empleados.

comunicacion-interna-motor-empresa

Muchas empresas no son conscientes que para ser competitivas y afrontar los cambios con éxito, deben ser capaces de motivar a su equipo, transmitiéndole la cultura corporativa de la compañía, para que todo el mundo se sienta identificado y crea en lo que hace. Y es precisamente aquí donde la comunicación interna se convierte en una herramienta estratégica clave para potenciar el sentimiento de pertenencia.

No debemos olvidar que las empresas no solo son reconocidas por sus productos y sus servicios. Lo primero que las caracteriza es su reputación y sus valores, es decir, la percepción de marca que tiene el consumidor sobre ellas. Pero hay un aspecto que no admite discusión: si los propios empleados de una empresa no creen en los valores y principios de ésta, no serán capaces de transmitirlos y, por tanto, nadie se los creerá.

Cristina Aced contó hace tiempo en Blog-o-Corp, que la comunicación interna sigue siendo una de las grandes olvidadas de la empresa, pese a que es evidente su contribución para retener y captar talento, así como para mejorar la reputación de cualquier compañía.

La comunicación interna es un recurso que hay que saber gestionar, porque sólo a través de una comunicación eficaz se podrán transmitir los valores de la empresa, consiguiendo que sus profesionales sean los mejores embajadores marca. Por ello, la comunicación dentro de las organizaciones no puede seguir siendo la gran olvidada.

 

Otras ventajas de la comunicación interna

Es evidente que a través de una buena gestión de la comunicación interna en las organizaciones, será posible conseguir que la actitud y la forma de trabajar de los empleados, vaya en la misma dirección que los objetivos de la empresa.

Recientemente leí un post de Natalia Sara, con el que no puedo estar más de acuerdo, en el que decía que el gran error es dejar que la comunicación interna recaiga en “contar” a los empleados lo buenos que somos y cómo es la empresa, en lugar de escucharles.

En su post, también enumeraba cinco grandes ventajas de la comunicación interna que me gustaría compartir con vosotros. Una buena comunicación interna permite:

1- Que las personas estén informadas de lo que pasa en la empresa y porqué pasa

2- Que comprendan que lo que ocurre tiene que ver también con ellas

3- Que perciban que tienen algo que ganar con su comportamiento

4- Que se sientan escuchados y puedan participar

5- Que comprueben la implicación real desde la dirección

Yo a estas cinco ventajas de la comunicación interna también añadiría:

– Su contribución para retener talento

– Su eficacia como herramienta de comunicación de crisis

– Su importancia como elemento motivacional

– Su eficacia para crear equipo y sentimiento de pertenencia a la compañía

Y tú, ¿qué otras ventajas destacarías de la comunicación interna?

 

Carlos Balaguer

Carlos Balaguer

Consultor / Agencia comma

Leave a Reply