El periodismo ha cambiado. Es el momento digital.

El periodismo ya no es lo que era. Esto es una obviedad. Los cambios que plantea el tránsito hacia la digitalización, unidos a la creciente falta de independencia de los medios, hacen que el periodismo actual sea muy distinto al de hace unos años.

En el Informe Anual de la Profesión Periodística 2015, llama la atención que de entre los 2.423 periodistas que han contestado a la encuesta profesional, un 12% más que en 2014, un 75% ha reconocido sufrir presiones.

Será por ello que son los propios periodistas los que menos creen en su profesión, tras ‘suspenderse’ a sí mismos con un 4,2 en cuanto al grado de independencia. Sobre las causas de este suspenso, los periodistas argumentan que proceden del sensacionalismo, de plantear la información como un espectáculo y de la falta de independencia de los medios.

“Esta falta de independencia está directamente relacionada con las presiones que reciben los periodistas para modificar partes significativas de sus informaciones”, remarcó Luis Palacio, director del informe.

Desciende el número de nuevos proyectos periodísticos pero crece la facturación.

El número total de medios y proyectos periodísticos lanzados entre 2008 y 2015 ha sido de 579. Ahora mismo, sobreviven 458 medios y han cerrado o no han actualizado 121. La mayoría de ellos son medios digitales, con temática de información autonómica y local, y con unos ingresos que se mantienen en niveles de mera subsistencia.

Llama la atención que los nuevos proyectos periodísticos han descendido en 2015 respecto a los últimos años.  De 99 medios en 2012, se ha pasado a 118 en 2013, 66 en 2014, hasta los 28 medios del 2015.

Entre los datos positivos del reciente informe cabe destacar que por primera vez en los últimos cinco años, creció la facturación conjunta de la televisión, la radio, las revistas y los diarios, llegando al 9%. También aumentó la inversión publicitaria, que ascendió al 5%.

Tendencias

Las nuevas tendencias son las que mandan, y para evolucionar será necesario que el periodismo pierda de una vez por todas el miedo a separarse del papel. Sin ir más lejos, recientemente, el director de El País anunció que en breve el periódico será esencialmente digital. Esta tendencia irá a más y, aunque con nostalgia, deberemos irnos despidiendo poco a poco de la tinta y el papel.

La sociedad ha evolucionado y el periodismo debe evolucionar con ella. No debemos olvidar que continuamente están saliendo al mercado nuevas herramientas digitales que cambian nuestra manera de informarnos. Es por ello que el proceso de digitalización está facilitando la aparición de nuevos roles profesionales, de tecnologías especializadas y, también, de una nueva forma de entender no solo la profesión sino también el concepto ‘comunicación’.

Sin embargo, a pesar de la evidente necesidad que tienen las empresas de dar el salto al social business, todavía hay muchas organizaciones que desconfían del paradigma de la transparencia, demostrando que realmente tienen miedo al tránsito hacia esta digitalización, como recoge ‘Perspectivas wellcomm de la comunicación 2016’.

Sin lugar a dudas, tanto para periodistas como para empresas, perder de una vez por todas el ‘miedo a lo digital’ será uno de los mayores retos para este 2016.

 

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

Leave a Reply