setTimeout(function() { window.onscroll = function() { window.onscroll = null; // Only track the event once gtag('event', 'Scroll despues de 5 segundos', { 'event_category': 'Corregir Tasa de Rebote' }); } }, 5000);

Lo primero que suele pedir una empresa cuando entra por la puerta de una agencia de comunicación, es lo más obvio: “quiero salir más en la prensa”. Ganar presencia en los medios de comunicación es de hecho la piedra angular de las propuestas de comunicación que hacen las agencias a sus potenciales clientes. Hay diversas formas de conseguirlo y el tema da para un buen puñado de post. Pero hoy quiero detenerme en un aspecto clave: la actualidad. El camino para abrirse paso hasta las portadas de los periódicos, arañar minutos de radio o televisión o figurar en las conversaciones en redes sociales pasa por manejarse con maestría en los ‘temas calientes’ (lo bien que queda cuando pones hot topics, oye) en los medios. Sin embargo, una vez más es hora de desempolvar una frase que, aunque manida, no deja de ser cierta: “no todo vale”. Tampoco vale todo a la hora de abordar un tema de actualidad.

Aquí van algunos consejos para que perseguir los titulares no juegue en contra de nuestros clientes y case con su estilo y sus objetivos:

loqueno

Intervenir sistemáticamente en la conversación ante cualquier tema de actualidad. Hoy es el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer; ayer cierto gurú de los mercados hizo unas polémicas declaraciones sobre la Fed; y mañana quizá un par de gestoras afirmen que el sector papelero está muy rezagado en bolsa. Todo es muy interesante, algunas cosas incluso se enmarcan dentro de la información económica. Pero no tiene sentido opinar ni estar en todas las salsas de manera indiscriminada.

Opinar sobre temas de actualidad que no tengan ninguna relación con nuestro negocio o vaya en contra de nuestros intereses. Muy relacionado con el punto anterior. Puede que de repente todo el mundo en Twitter esté hablando de que la gestora de fondos X ha quebrado. Aunque tu cliente sea competencia directa de esa gestora, aunque tenga autoridad para hablar sobre el tema e incluso esté deseando hacerlo, conviene valorar si es positivo que lo haga.

Subirse al carro de las efemérides. Las fechas señaladas gustan a los periodistas y pueden dar mucho juego si se utilizan de forma creativa. Por ejemplo, puede tener sentido para una gestora de renta variable aprovechar el quinto aniversario del mínimo histórico de la bolsa para elaborar un comentario sobre las cotizadas que más terreno han recuperado. Sin embargo, que sea el Día Internacional del Oso Panda probablemente sólo le sirva al Zoo de Madrid para programar actividades (a menos que seas Oreo, que consigue sacarle punta con maestría a casi todo).

loquesi

Utiliza diversidad de materiales y cuida su diseño. Nunca hay que subestimar el poder de una presentación atractiva. Es importante asegurarse de que los contenidos están actualizados, sean legibles y que el documento tenga un diseño adecuado. En el momento actual, en el que prima lo digital y la brevedad, hay que tener muy en cuenta el formato vídeo cuando sea posible.

Planificar y aprovechar hitos y momentos estratégicos. Las fechas clave para una firma pueden ser un momento idóneo para hacer balance de la trayectoria o para anunciar novedades. Cuanto más peso tenga la fecha (por ejemplo, el centenario de la creación de una marca) más importante es pensar acciones que nos ayuden a comunicarla. Y buscar un ángulo actual es esencial.

Aportar nuevos enfoques en temas de actualidad en los que tengamos autoridad. Si una firma es experta, por ejemplo, en estrategias de inversión en renta fija, tiene entidad para intervenir en la conversación actual, en la que los inversores buscan ideas en bonos en un entorno de baja rentabilidad. Para ello, es importante hacer una buena labor previa de contacto con los medios de comunicación clave, en la que se explique bien el negocio de nuestro cliente y en qué es experto. De esta manera, los periodistas lo tendrán presente cuando elaboren determinados temas.

Porque seducir a los medios al final tiene que ver con abrirse paso en la mente (e incluso en el corazón) de las personas que trabajan en ellos.

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

3 Comments

Leave a Reply