Las ferias más importantes que se celebran en España como el Salón Inmobiliario de Madrid, SIMA 2013, y Fitur sirven como termómetro de la actividad de los sectores (inmobiliario y turismo) a los que representan.

Los organizadores de estos salones no sólo venden metros cuadrados, sino que también buscan atraer un público interesado, que engloba tanto visitantes particulares e inversores, así como profesionales que acuden a estas citas para intercambiar información y experiencia.

Alcanzar el éxito en este tipo de certámenes es posible siempre que las empresas organizadoras tengan en cuenta la comunicación como un elemento clave en su día a día. La gestión eficaz de la comunicación, esencial durante las tres fases de este tipo de citas (pre-feria, feria y post feria), permitirá obtener resultados tangibles en términos de negocio, siempre que las herramientas de comunicación sirvan de canal de conocimiento y conversación para los expositores, visitantes, medios de comunicación y otros públicos que acuden a las ferias.

Entre los elementos necesarios que deben marcar la estrategia de comunicación de una feria, destacan siete ingredientes fundamentales que hay que tener en cuenta:

1. Planificación: la estrategia de comunicación tiene que plasmarse en un plan de acción con unos objetivos y plazos definidos. Eso sí, dicho plan se revisará y adaptará de forma permanente.

2. Múltiples públicos: en las ferias la labor comunicativa principal la desarrolla la empresa organizadora, si bien, y de manera complementaria, todos los actores implicados (expositores, profesionales, particulares, medios de comunicación) contribuyen de algún modo a la imagen general que proyecta el certamen.

3. Revelación de contenidos: el trabajo pre-feria es largo. Los organizadores van cumpliendo hitos poco a poco y la comunicación se tiene que adaptar a ese ritmo. En función de este, se desvelarán los contenidos y curiosidades que acogerá el certamen, al igual que el resto de actividades adicionales.

4. Trabajo continuo en los social media: además del uso de herramientas tradicionales como las notas de prensa o los dossieres de prensa, la propia naturaleza de los social media los convierte en el canal más apropiado para comunicar novedades y cambios de última hora. Más que nunca la estrategia de comunicación offline y online no se puede concebir de forma separada.

5. Alianza publicidad y comunicación: en estos eventos se dan muchas ocasiones en las que publicidad y comunicación van de la mano y deben saber convivir. Es vital que el equipo de comunicación esté al tanto de los acuerdos publicitarios y se implique, en todo lo que sea posible, para aportar su visión cualitativa.

6. Imprevistos y más imprevistos: durante las dos primeras fases de la feria surgen mil imprevistos. Hay que saber capearlos siendo flexibles y manteniendo la calma. Este trabajo no es apto para cardíacos.

7. Resistencia: como casi todo en comunicación, el trabajo en ferias es una carrera de fondo, que en algunas ocasiones se prolonga durante un año entero. Para llegar al final, se requiere paciencia y constancia.

¿Nos vamos de feria? 🙂

 

Lucía García es Consultora Senior en Silvia Albert in company

Lucía García

Consultora Senior

Silvia Albert in company

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

Leave a Reply