5 claves comunicación 2014…

1. El talento en comunicación sigue agazapado tras la crisis que no acaba. La falta de modelos de negocio alternativos en las empresas periodísticas mantiene en el limbo de la precariedad a miles de profesionales que luchan por reconvertirse sin saber muy bien a donde mirar o como reenfocar su desarrollo profesional.
2. Las empresas siguen aprovechando la crisis para relegar a posiciones técnicas a los Directores de comunicación ralentizando, más si cabe, su acceso a los comités de dirección.
3. Algunas avispadas consultoras de comunicación pretenden hacer su tránsito digital buscando cracks a dos duros con experiencia, idiomas, grandes capacidades de desarrollo de negocio y un consolidado perfil digital. Otras, mientras tanto, languidecen aferradas a la nota de prensa y al clipping. Una minoría busca la coherencia y se adapta al cambio en función de las necesidades de sus clientes.
4. Muchos periodistas siguen instalados en el limbo analógico sin salir de su zona de confort y sin aprovechar las enormes posibilidades que ofrece la red para hacer más visible y más creíble su experiencia y habilidades.
5. El salto a la comunicación digital de muchas organizaciones se topa con la ignorancia del nuevo paradigma y la negación hacia el cambio en las reglas del juego. En vez de asumir la transparencia y la colaboración que exige la interacción en redes sociales, se sigue queriendo controlar y protocolizar la conversación con resultados frustrantes a corto plazo.

… y 5 ideas para 2020

1. Las empresas empiezan a escindirse y a trabajar como redes de colaboración con entidades más pequeñas. Las redes prosperan y las grandes compañías de comunicación caen.
2. En un mercado laboral complicado, los profesionales desarrollaran carreras portfolio, trabajando a corto plazo con contratos de obra o servicio. Las empresas prefieren buscar colaboradores por proyectos con seniors súper especializados que sólo respondan al cumplimiento de objetivos.
3. En lugar de confiar en la soluciones del jefe, las organizaciones confiarán en el conocimiento y el talento de las redes sociales para crear soluciones en conjunto poniendo en cuestión las estructuras, jerarquías y títulos de trabajo.
4. Las empresas reconocerán que sus empleados y su red de contactos son la base de su éxito e intentarán fomentar y mantener esa red incentivando los logros en esa línea.
5. La gestión del talento y la selección se transforma en la gestión de una amplia red de pequeñas empresas colaboradoras y freelance que consolidarán su retribución en base a presupuestos por horas.

Rosa Matias

Rosa Matias

Directora de proyectos / Comunicación digital / Agencia comma

One Comment

Leave a Reply