En el verano de 1999 aterricé en esta agencia de comunicación sin saber que un clipping era un recorte de prensa. 15 años después he aprendido algunas cosas, por lo menos 15…

  1. Tu cliente no sabe lo que haces. Por defecto cree que tienes contactos para que se publique lo que a él le interesa y “pares” lo que no le gusta. Dedica algo de tiempo a explicarle en qué consiste tu trabajo y asegúrate de que entiende lo que puede esperar de ti.
  2. No hay artículo bueno. A tu cliente nunca le parecerá suficientemente bueno lo que se publica sobre su empresa. Recuérdale a menudo la diferencia entre un artículo y un anuncio publicitario.
  3. No te justifiques después, avisa antes. Tú ya sabes de antemano que el artículo no será perfecto. Nunca lo es. Explícaselo a tu cliente antes de que se publique.
  4. El Top3 del cliente. Por mucho tiempo que dediques a formación de portavoces, esta es la reacción natural de tu cliente ante una pregunta incómoda: “Eso no es noticia”; “Dile que no lo publique”; “Ese periodista no tiene ni idea”.
  5. La portada de El País. Da igual a lo que se dedique tu cliente. Nunca entenderá por qué no sale cada semana en la portada de El País. Aunque le expliques que sólo saldrá un breve… si quiebra su empresa.
  6. Lee, estudia, trabaja. Sigue muy de cerca la actualidad, prepara los temas a conciencia y sé capaz de comunicarlos de manera sencilla, comprensible y atractiva.
  7. 80 / 20. Si dedicas el 80% de tu tiempo a estudiar al cliente, su competencia y sector, no necesitarás más del 20% para entenderte con el periodista y que valore tu aportación.
  8. Véndete sin complejos. Explica periódicamente a tu cliente lo que has hecho y por qué, qué resultados has obtenido, qué ha salido bien y mal y cuáles son tus próximas propuestas.
  9. La competencia siempre sale mejor para tu cliente. Intenta incluir información objetiva sobre esto cada vez que te reúnas con él.
  10. No trates de comunicar algo que tú mismo no entiendes. El fracaso está asegurado.
  11. Los statement. Tarde o temprano te verás obligado a dar una respuesta ridícula, redactada por alguien en Chicago, Londres o Bruselas… P: ¿Habéis despedido a 500 empleados? R: “Nuestra compañía está comprometida con la sociedad”. Si no hay más opciones, asegúrate de que el periodista sabe que tú sabes que la respuesta es absurda.
  12. No pierdas la perspectiva de lo que tiene interés informativo. Intenta no ceder ante las presiones de tu cliente para comunicar temas sin interés. Está en juego tu prestigio.
  13. Cuida la relación con tus contactos y mantente activo en el sector, personal y virtualmente.
  14. Anticípate. Las crisis de comunicación llegan sin avisar. Todo el tiempo que hayas dedicado a organizar y preparar estas situaciones será poco para salir airoso de la que te ha caído encima. Sin sofisticaciones, planes prácticos y resolutivos.
  15. Visión estratégica, capacidad de organización y planificación, orientación a resultados, agilidad y empatía son algunas cualidades útiles para trabajar en comunicación.

 

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

3 Comments

Leave a Reply