En los últimos tiempos se han multiplicado las personas que trabajan por cuenta propia, además de que muchas empresas han encontrado en el teletrabajo una buena alternativa para mejorar la conciliación laboral y personal, por eso hoy queremos analizar algunas claves que te ayudaran si tú también trabajas desde casa.

  1. Organiza tu tiempo de trabajo

Una de las ventajas de trabajar desde casa es que no tienes por qué hacer cumplir el horario tradicional.

Pero resulta muy útil y recomendable tener algún tipo de horario establecido ya que sin él es fácil acabar trabajando hasta que acaba el día.

Además, cada mañana planifica algunas breves pausas para descansar, tomar un café o leer el periódico, que ayuden a despejar tu mente.

  1. Fija objetivos

Trabajando desde casa es posible la habitual evaluación semestral o anual en la que se revisará tu trabajo y se planificará tu desarrollo profesional. Sin embargo, es recomendable buscar una alternativa con la que puedas establecer objetivos y valorar el trabajo que estás realizando, lo que te ayudará a mejorar tu productividad.

  1. Haz Ejercicio

Obviamente, no es lo que va a hacer que ganes más o tu negocio sea más rentable, pero salir a caminar o hacer algo de deporte un par de veces en semana, ayudará a mantener tu mente más fresca, mantenerte más saludable  y mejorar tu estado físico. Además, hará mucho más llevadero el tiempo que pases sentado en tu mesa y que la casa no resulte agobiante.

  1. Queda con otras personas

Puede resultar una obviedad, pero realmente no lo es y muchas veces no se cumple o es difícil de hacer si tus amigos trabajan en oficinas convencionales.

Hay muchas opciones para hacerlo: apúntate a unas clases, únete a un equipo o queda con compañeros de profesión que también trabajen desde casa. Y aprovecha para quedar con clientes en persona.

Trabajar desde casa ahora mucho tiempo perdido entre cafés y charla de oficina, pero un rato de desconexión es necesario para todos.

  1. Tómate unas vacaciones

Muchos autónomos sienten que nunca es un buen momento para tomarse un descanso y coger vacaciones. Pero piensa que todo el mundo tiene unos días de descanso y es tan necesario para ellos como para ti.

Además, uno de los beneficios de trabajar por tu cuenta es poder organizarte a tu manera. Si puedes coger vacaciones cuando prefieras trata de aprovechar las épocas más económicas en las que el resto de trabajadores lo tiene más difícil para escaparse.

  1. Reserva tiempo para ti

Por mucho que te guste y disfrutes tu trabajo, es fundamental guardar un poco de tiempo para ti mismo.

Desarrollar aficiones o simplemente relajarte te ayudará a descansar la mente y refrescarte para afrontar de nuevo el trabajo con más energía y nuevas ideas.

  1. Las tares del hogar no son para el trabajo

Muchas veces el hecho de estar en casa hace que queramos aprovechar el tiempo para hacer algunas tareas del hogar. Pero es importante no mezclar las áreas de nuestra vida. Piensa que si estuvieras en una oficina tus tiempos de descanso serían para descansar o tomar un café, no para poner lavadoras o planchar. No dejes que la casa te quite tiempo o no terminarás nunca el día.

  1. Controla las tentaciones de la cocina

Al trabajar en casa a veces es difícil resistirse a las tentaciones que nos esperan en nuestra nevera, por eso, para evitar la tentación, reserva un estante para cosas más saludables que comer durante el día. Además, planifica las comidas desde el día anterior de la misma manera que harías si salieras a una oficina, esto te ayudará a estar más organizado, comer mejor y ahorrar tiempo.

  1. Respeta tu descanso

Al trabajar por cuenta propia, es bastante fácil que todos los días se conviertan en días de trabajo. Pero el descanso es tan importante como el trabajo para rendir bien. Por eso, establece el tiempo de descanso y desconecta los fines de semana sin excusas.

Agencia comma

Agencia comma

Agencia comma

Leave a Reply