El talento joven: una fuerza vital para el éxito de las compañías

Agencia comma

En el dinámico mundo empresarial de hoy, el talento joven desempeña un papel cada vez más relevante en el crecimiento de las empresas. Los jóvenes profesionales aportan una visión novedosa que impulsa la transformación y la competitividad en el mercado aportando nuevas perspectivas  y siendo capaces de adaptarse a los constantes cambios que sufre el mundo y las empresas.

En ocasiones, pensamos que los beneficiados al incorporarse en el mundo laboral son los jóvenes, dado que adquieren experiencia, pero, ha llegado el momento de preguntarse qué ganan las empresas al contar en sus equipos con jóvenes talentos y por qué son tan valiosos este tipo de perfiles. En este post, explicaremos cómo el talento joven se ha convertido en un activo vital para las empresas y cómo su integración puede potenciar la innovación, la productividad y el logro de los objetivos empresariales.

El valor del talento joven

Los perfiles jóvenes cada vez tienen una formación más actualizada y de calidad, lo que permite a las empresas ampliar sus horizontes, descubrir posibles nuevos mercados en los que operar, crear nuevas propuestas o mantenerse actualizados en las nuevas tendencias.

Además, los jóvenes talentos ayudan a mejorar el ambiente laboral gracias a su energía y entusiasmo, características que suelen ir unidas a este tipo de perfiles debido a la gran motivación y ambición con la que empiezan su vida laboral. Todo esto hace que se creen nuevos retos en los que la empresa y su equipo crecen y que se consiga un número mayor de objetivos, aumentando en consecuencia la productividad.

Como estamos viendo, la experiencia obviamente es importante pero no lo es todo. De hecho, la mezcla y convivencia entre talentos senior y junior son la base del aprendizaje en muchas compañías. Con cooperación y empatía, los perfiles seniors pueden transmitir conocimientos muy valiosos a los perfiles junior, los cuales, a su vez, pueden motivar a los miembros más experimentados del equipo.

Estrategias para atraer el talento joven

A la hora de idear estrategias para atraer talento joven, es importante tener en cuenta que los perfiles más jóvenes valoran ciertas cuestiones que las generaciones anteriores ni se planteaban. Además, las compañías deben saber que no solo es importante atraer al talento joven, sino fidelizarlo. Por esto, las empresas  entienden que es sensato crear nuevas estrategias que comuniquen de forma adecuada el plan organizacional que llevan a cabo para que los empleados sean escuchados y se sientan cómodos e identificados con las acciones que llevarán a cabo en su puesto de trabajo.

En relación a esto, hay que tener en cuenta que la atracción y retención del  talento joven requiere cambios y una constante evolución en el método organizativo de una empresa. El talento joven es innovación, por lo que las formas de atraerlo también deberán ser novedosas.

Estas son algunas claves con la que las empresas atraen el talento más joven:

  • Flexibilidad y teletrabajo: los jóvenes actualmente prefieren evitar los horarios fijos y las imposiciones. Por ello, buscan sentirse dueños de su tiempo y poder definir su jornada laboral según su vida personal y sus necesidades. Si un trabajo les aporta esto, están motivados y experimentan una mayor felicidad en su día a día. En consecuencia, el resultado es más motivación, implicación y creatividad en sus puestos de trabajo.
  • Aprendizaje, desarrollo profesional y adaptación: ser capaces de generar posibilidades de crecimiento, aprendizaje y desarrollo profesional es una de las claves que hace que una empresa destaque como marca empleadora. El aprendizaje continuo de nuevas funciones y habilidades dentro de los puestos de trabajo hace que el talento joven se motive y experimente dinamismo en su día a día. Además, también sacia sus expectativas de crecimiento profesional a través de la formación y de los planes de carrera.

Por otro lado, es importante que las empresas cambien las percepciones impuestas por generaciones anteriores. A día de hoy, es fundamental encontrar talento que sea capaz de adaptarse. De esta manera, la empresa puede adaptar el puesto a la persona y sus competencias en lugar de hacerlo a la inversa.

  • Cultura organizacional diversa e inclusiva y buen ambiente laboral: el talento joven busca que todos los avances conseguidos a nivel social se vean reflejados en las empresas. De esta manera, buscan espacios seguros, basados en la diversidad, inclusión y tolerancia, donde todas las personas tengan las mismas oportunidades independientemente de su contexto vital.

Esto provoca que el ambiente en el lugar de trabajo sea bueno y distendido, factor que permite aumentar la creatividad y la productividad.

  • Salario competitivo y emocional: el talento joven ha experimentado un cambio de visión con respecto a sus predecesores en relación a los salarios. Debido a la gran movilidad que hay en determinados sectores, el aumento en la nómina es uno de los factores decisivos a la hora de tomar decisiones en este tipo de perfiles. Aun así, el salario emocional ha tomado importancia en los últimos años, y los trabajadores buscan complementos no monetarios que aporten un plus a su puesto.

Reverse mentoring y talento joven

Como decía antes, es obvio que, dentro de las empresas, los perfiles senior pueden aportar mucho valor y conocimiento a los perfiles más jóvenes. Pero, ¿puede ocurrir que también suceda a la inversa?

El reverse mentoring es una de las tendencias que más está creciendo en las empresas en los últimos años. Esta dinámica consiste en que, al contrario de lo que suele ocurrir, los empleados más jóvenes son los que guían y enseñan a los empleados más veteranos en determinadas cuestiones, especialmente en todo lo que tiene que ver con el uso de tecnologías o moverse en redes sociales.

Esta metodología tiene un gran valor, ya que es capaz de instruir – a través de la experiencia propia de los jóvenes- a las personas que no tienen tantas competencias tecnológicas. Esto hace que los más veteranos puedan ampliar su perspectiva respecto a sus funciones.

El objetivo del reverse mentoring es retener a los jóvenes talentos y aprovechar su conocimiento en las organizaciones, además de fomentar el compromiso de los jóvenes al sentirse valorados y contribuir activamente en las organizaciones.

Para que el reverse mentoring se desarrolle adecuadamente, es fundamental contar con el respaldo de la empresa. Es una estrategia que promueve la colaboración intergeneracional y, en caso de que se desarrollara exitosamente, puede transformar la cultura organizacional, siempre y cuando se cuente con un liderazgo comprometido y una mentalidad abierta.

En muchas ocasiones, la juventud no es consciente de su potencial, por lo que el trabajo por parte de las empresas será fundamental para poder sacar el máximo partido posible a este tipo de profesionales. Sin duda, las empresas que consigan rodearse de talento joven cualificado y motivado conseguirán dar un impulso a su desarrollo y convertirse en un semillero de talento.

Últimos posts

Categorías

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

comunicacion