A principios, a finales o mediados de mes, las reuniones de comunicación con clientes marcan la agenda mensual de toda agencia de comunicación. Generalmente de una hora, estos encuentros tienen un propósito general: mostrar resultados, lo que materialmente se refleja en el número de impactos en medios. El éxito de la agencia en cada reunión derivará en que el cliente aprecie el trabajo bajo un aspecto cualitativo y no cuantitativo. Y es que, si quieres que valoren tu trabajo, valóralo primero tú mismo. No te cuestiones, ten siempre un argumento para todo tu trabajo y ten presente la agenda de temas acogiéndote a un guion. Esto no significa que te estés excusando, significa que dominas tu trabajo y por eso el cliente ha escogido tu agencia para desarrollarlo.

Detrás de cada nota de prensa, comentario, artículo de opinión o entrevista, hay un trabajo de consolidación y reconocimiento de marca. Hay un desarrollo de estrategia pensada, definida y ejecutada expresamente para ese cliente. Hay un contacto diario con los periodistas y una aguda gestión de imagen de tu cliente. Hay un trabajo background por parte de la agencia que nunca debería quedar inerte ante el cliente. Y eso, y sin disculpas, no siempre se mide con la cobertura alcanzada. Es una actividad incontable en publicaciones pero contable en horas de asesoría. Por eso es importante destacarlo mucho en cada encuentro con el cliente.

A veces, es mejor una sola publicación que integre todos los mensajes claves de tu cliente a cien artículos que se pierdan en las últimas páginas de google sin posicionamiento alguno. En Silvia Albert in Company somos periodistas y conocemos lo que necesitan los medios. Apostamos por la calidad de información siendo realistas con el trabajo que hacemos. No propagamos publicidad gratuitamente y estudiamos exhaustivamente el material con el que contamos definiendo en profundidad a quién se la ofrecemos. Porque sabemos que esto no es un “todo” a “todos”, sino “algo” a “algunos”, y eso, a final de mes, se nota.

Otro de los objetivos de las reuniones es fijar próximos pasos, por eso es necesario que la comunicación sea muy fluida con el cliente.  La agencia de comunicación debe conocer los objetivos de su negocio para concretar la línea de comunicación que debe llevarse a cabo. Hay que lograr una estrategia transparente, ambiciosa pero realista para que ambas partes queden satisfechas con los resultados y conozcan perfectamente los próximos retos. Es un trabajo en equipo, por eso las reuniones se hacen imprescindibles en este sector. Los brainstorming circulan desde las diferentes perspectivas de negocio por lo que es interesante llegar siempre a un consenso para cerrar bien los temas.

Lejos de reivindicaciones, lo que realmente defiendo es el trabajo bien hecho. Estas reuniones son también una oportunidad para informar y asesorar al cliente en el campo de la comunicación, una ciencia que no siempre dominan y por tanto a veces no conocen, siendo nuestra trabajo explicárselo. La agencia no controla a los periodistas, gestionamos información y ellos la valoran. A veces no siempre logramos los resultados esperados pero como decía Miguel de Unamuno, “el modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura”. Lo verdaderamente importante es consolidar una relación de confianza, y eso más que en una hora de reunión de resultados, se consigue con esfuerzo y buen hacer.

Cristina Rubio

Cristina Rubio

Consultora senior / Agencia comma

One Comment

Leave a Reply