A raíz de uno de mis últimos tweets me ha surgido una pequeña curiosidad que ha dado como resultado esta fotografía y tremenda conclusión.

El tweet hablaba de las audiencias silenciosas en referencia a un post que publicó ayer Kim Ruíz en su blog. Kim apunta que debemos saber bien quién es y qué quiere nuestra audiencia para ser capaces de contarles lo que realmente les interesa. Apunta: “la lógica nos dice que hemos de estar presentes y ser tan visibles como sea posible, al menos en aquellos medios donde nuestro público objetivo participe más activamente”. Pero,  ¿por qué no hablan las audiencias? Y, si hablan, ¿se les escucha? Más aún ¿escuchan los medios de comunicación a sus audiencias?

No sé por qué extraña razón este asunto me ha llevado a preguntarme qué hacen los medios de comunicación en una red social como twitter y con un pequeño ejercicio (nada científico ni sesudo) he descubierto un punto importante: los medios hablan pero no escuchan o escuchan muy poco.

(cifras registradas al cierre de este post y que están en constante cambio aunque no varían, de momento, las conclusiones)

Me ha llamado la atención los, relativamente, pocos seguidores que tienen medios como Onda Cero o la SER en comparación con otros medios. Pero más poderosamente me ha sorprendido que El Mundo siga a 197 personas cuando a él le siguen más de ¡500.000 personas! Que a RNE le sigan unas 24.000 personas y él solo a 33.  O que a RTVE le sigan 242.722  y éste siga a 79… El único que se salva un poco es El País que por lo menos se digna a seguir a un 5% aproximadamente de sus seguidores (algo es algo)

¿Les interesa realmente a los medios conversar? ¿Quieren saber qué dicen sus lectores, qué opinan, qué les preocupa? ¿No les resulta curioso saber qué se dice ahí fuera? Mucho me temo que se esté trasladando el esquema online al offline olvidando que las redes son para dialogar y no para una conversación unidireccional como ha sido hasta ahora (@la_informacion lo dice bien en su presentación: «te contamos lo que está pasando y te explicamos lo que va a pasar» Aquí nadie dice que quiera dialogar con nadie) Y esto nada tiene que ver con escribir según nos dicten nuestras audiencias como muy bien hablaba hoy @davidjimeneztw en su blog: «Y al lector, que le den«.

En un momento de crisis tan espectacular como el que está viviendo la empresa informativa y, más aún, la profesión periodística me alarma observar como seguimos aferrados a modelos del pasado que se han evidenciado obsoletos, especialmente en los nuevos canales como las redes sociales, y que no seamos capaces de darnos cuenta de que es este empecinamiento es el que nos está llevando a la ruina.

Prometo hacer un ejercicio similar con el twitter de periodistas más influyentes.

 

Silvia Albert

Silvia Albert

Directora general / Agencia comma

4 Comments

  • Valeria dice:

    Hola!
    Muy buen ejercicio. Refleja lo que les cuesta a muchos medios (y a algunos periodistas) aceptar que las cosas han cambiado y que ya no tienen la última palabra. Antes era posible publicar noticias sin que se cuestionaran publicamente los errores o datos imprecisos. Ahora son puestos en evidencia a través de los comentarios en las noticias online y frecuentemente tienen que modificarla. Tal vez poco a poco el cuarto poder dejará paso a la humildad.

  • FJ dice:

    No tiene nada que ver el número de seguidores y seguidos. Es un titular efectista porque, en realidad, para saber qué dicen de ti están las herramientas de monitorización y, en el caso de Twitter, las menciones y las búsquedas que cualquier buen social media manager debe utilizar. Si la mesura de la conversación es por el número de seguidores y seguidos hay que tomar el titular como algo que no busca más que el efectismo fácil

    • Silvia Albert dice:

      FJ, mil gracias por tu comentario.
      Nada más lejos de mi intención que ser efectista y, como apunto, es un análisis simple. Sin embargo, siento que hayas interpretado el post desde la perspectiva de “qué dicen de mi” porque mi intención era hablar del “qué se dice” sobre mucho otros aspectos de la vida, la actualidad…
      Que los medios de comunicación utilicen las redes sociales únicamente para lograr más lectores de sus publicaciones – tal y como señala hoy Patricia Ventura, responsable de edición en medios sociales de La Vanguardia en Trecebits – me parece un tremendo error. La conversación, como bien supongo sabes, debe ser bidireccional y lo que tenemos, hasta ahora, es una comunicación unidireccional y limitada. Los medios nos cuentan que han publicado y punto. Eso no es diálogo, por favor! Además, un detalle nimio: por ejemplo, yo sigo a Onda Cero pero Onda Cero no me sigue a mi. Onda Cero me ha mandado un mensaje directo y yo no puedo constestarles a ellos con un DM sino que tendría que hacerlo en directo y, puede darse la circunstancia de que no me interese. Eso no es conversación es hacer lo mismo que han venido haciendo hasta ahora pero en otro canal. Para mi, las redes sociales no son eso.
      .

  • Carmen dice:

    Me interesa mucho tu opinión, porque realmente creo que hay que ponerlo todo en crisis, los medios de comunicación están cambiando pero no sabemos muy bien (estamos paralizados por la crisis); cuál es la mejor manera de comunicar y llegar a un grueso de personas que realmente estén interesados en lo que dices. A veces si que da la sensación en internet de que hay mucha gente hablando pero poca escuchando ¿sólo quieren escucharse a ellos mismos? y tampoco se ve un orden de contenidos,¿percibes ese caos?.

    Según tu percepción ¿como ves el futuro de la comunicación?

    Un saludo Silvia

Leave a Reply