En comunicación no todo vale y los que nos dedicamos a esto debemos tener siempre presente que, como en la vida, nuestros asuntos no van a interesar a todo el mundo por igual. Por ello, lo primero y más importante es hacer un buen trabajo background e identificar a quién le pueden interesar nuestros temas, nuestros mensajes, nuestros portavoces… Una buena segmentación previa para elaborar una base de datos, pulida y completa, jamás puede ser considerada una labor menor, pues es el caldo de cultivo que nos permitirá ejecutar con éxito las acciones marcadas en nuestro plan de acción.

Identificar a nuestros periodistas clave es solo el primer paso. Tener la capacidad de cuidar esos contactos, haciendo que confíen en nosotros, y ser capaces de construir una relación a largo plazo manteniéndola en el tiempo, es una de las claves de nuestra profesión. En esta casa tenemos una máxima: nuestros clientes también son los periodistas.

Es importante que seamos empáticos y nos pongamos en la piel del periodista. En los tiempos que corren, los redactores están desbordados, reciben miles de informaciones diarias y la mayoría de ellas no responden a sus intereses. Eduardo Segovia, director de Bolsamanía y antes en El Confidencial, comentó en una entrevista para nuestro blog que “la mayoría de las notas de prensa no tienen ningún interés periodístico”. Aquí está el gran problema de muchas compañías: enviar informaciones al peso, sin reparar en a quién puedan interesarles y sin molestarse en identificar previamente a dónde se deben dirigir y cómo lo deben hacer. Esto último también es un aspecto importante a tener en cuenta, pues la nota de prensa no es siempre el mejor vehículo para comunicar lo que queremos. En función de los objetivos que tengamos y la información de la que dispongamos puede ser más recomendable emplear otras herramientas.

Como señalaba nuestra compañera Rosa del Blanco en un post en el que nos daba 10 claves para hacer una buena nota de prensa, el requisito imprescindible para plantearnos si utilizar esta herramienta o no es la información noticiable. Si no hay hecho noticiable, por mucho que nos insistan los clientes, no recomendaremos nunca usar una nota de prensa. Si nos contratan no es para convertirnos en francotiradores de notas de prensa que quemen a los periodistas, sino como estrategas. Nuestra credibilidad como profesionales y como empresa está en juego.

No podemos permitirnos, y sobre todo no está bien, enviar de forma masiva e indiscriminada una nota de prensa sin una buena segmentación previa. No tiene ningún sentido y es nuestra responsabilidad hacérselo entender a nuestros clientes, por mucho que les pueda costar interiorizar este mensaje. En comunicación, como en casi todo, siempre nos dará mejores resultados la calidad que la cantidad.

Por ello, y prácticamente en todas nuestras acciones de comunicación, la segmentación juega un papel clave. Es básico que antes de ponernos en marcha con cualquier acción contemplada en nuestro plan estratégico de comunicación, sepamos a quién nos debemos dirigir. No tiene sentido que enviemos una nota de prensa sobre una compañía que vende fondos de inversión a un periodista que escribe sobre sucesos. Con ello lo único que conseguiríamos es ‘quemar’ al periodista y asociar nuestra marca con spam, provocando que no nos vuelva a tomar en serio.

De nuestra capacidad para identificar a nuestros públicos objetivo y hacer una segmentación correcta de la información, teniendo siempre en mente qué mensajes queremos transmitir qué enfoque o ángulo informativo debemos darle para captar el interés periodístico, dependerá que seamos capaces de alcanzar el éxito de forma prolongada en el tiempo. Esto, además, hará que ganemos credibilidad como profesionales y que los periodistas a los que nos dirijamos confíen en nosotros, interiorizando que cuando les enviamos una información es porque realmente les puede interesar.

También aprovecho la ocasión para recomendaros que, si no lo habéis hecho antes, leáis la reflexión que Miguel Moreno Mendieta, periodista del diario económico Cinco Días, hizo en su día en nuestro blog con motivo del primer encuentro Periodistas vs Comunicadores, y en el que nos hablaba de los 5 pecados capitales en las notas de prensa. Algunas de las anécdotas no tienen desperdicio. Muy recomendable.




 

He leído y acepto la política de privacidad

Carlos Balaguer

Carlos Balaguer

Consultor / Agencia comma

Leave a Reply