¿Qué es la sostenibilidad en una agencia de comunicación? ¿Cuáles son los ODS más relevantes para una agencia del tamaño y características de comma? ¿Cómo la responsabilidad social empresarial afecta en el día a día a de una empresa como nuestra agencia? Las respuestas a estas preguntas pueden ser sorprendentemente diversas según la persona que conteste.

sostenibilidadLa responsabilidad social empresarial

Empecemos por el principio. La responsabilidad social empresarial (RSE o RSC) es una forma de dirigir las empresas. Este modo de dirección o gobierno valora los impactos de su actividad en los grupos de interés (GGII) cuando toma decisiones.

Los grupos de interés para una agencia son, entre otros, los socios o accionistas que crearon la agencia, las personas que la integran, los clientes con los que trabaja, los partners con los que construyen servicios, el entorno medioambiental al que impacta, las administraciones públicas que marcan el cumplimiento legislativo y la comunidad social donde desarrolla sus actividades.

La RSE como estilo de dirección, refleja una gestión ética y socialmente responsable en el contexto de la empresa; en nuestro caso, de la agencia. Las guías de RSE para una agencia de comunicación como es comma son la SGE21 y la IQNetSR10.

Aunque tengamos presente que la RSE sufre de distorsión conceptual al asociarla con la acción social, voluntariado, etc., siendo elementos importantes pero incompletos de lo que es un estilo de dirección.

La sostenibilidad y los ODS

Pero sigamos avanzando. La sostenibilidad es el resultado de una gestión e implementación concreta de la RSE en un periodo de tiempo determinado. Realmente es un termino de eficacia y eficiencia organizativa, muy alejado del sesgo conceptual que sitúa a la sostenibilidad en contextos exclusivamente ‘verdes’, ecológicos y medioambientes.

En este sentido, entonces, la sostenibilidad de una agencia muestra el grado de cumplimiento de las estrategias, políticas y planes de acción de la organización. Y, un marco de referencia – que tienen que ver con el cumplimiento de una parte de los objetivos, de los compromisos, acciones y resultados en los ámbitos sociales, ambientales y de buen gobierno (incluida la rentabilidad)- son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aunque los objetivos de las empresas van (o pueden ir) más allá.

El espíritu que hay detrás de la sostenibilidad y de los ODS es el mismo: “No dejar a nadie atrás”. La RSE nos permite ser una empresa mejor; los ODS nos indican cómo contribuir a hacer un mundo mejor. Su combinación es un transito ‘de mi mundo’ a ‘nuestro mundo’, haciéndolo bien como empresa y haciendo el bien para el mundo.

Por ello, la sostenibilidad es un concepto propio de cada empresa. Cada agencia/empresa considerará unos temas más importantes que otros; priorizará a grupos de interés dependiendo del sector en el que se mueva, de su nivel de madurez e innovación y de la sensibilidad de las personas que la integran. Además, debe intentar afectar positivamente a las necesidades presentes, sin comprometer las capacidades futuras.

Y para que la sostenibilidad sea percibida y comprendida por todos los grupos de interés, la comunicación debe ser clara.  De forma fácil, directa y transparente, la empresa debe facilitar la comprensión de la información relevante a cada una de las personas que busque informarse sobre la sostenibilidad de esa empresa; y esto no solo con el objetivo de informar financieramente, al regulador o a los socios, sino para llegar a todos los grupos de interés, sea cuál sea el grado que tengan de conocimiento o capacidad de comprensión sobre la gestión de las compañías.

sostenibilidad

La comunicación y los informes de sostenibilidad

Como empresas, las agencias de comunicación tienen como núcleo principal de sus servicios la comunicación, la definición de estrategias y su implementación. Hablando de sostenibilidad, la forma de comunicar puede ser por comunicados, por webs propias (internas o públicas) o por el informe periódico de sostenibilidad, para ellos y para sus clientes.

Pero… ¿cómo recopilar toda la información de una forma útil, eficiente y transparente? Aunque ahora mismo solo es obligatorio para determinadas empresas, los informes de sostenibilidad son – además de la propia actividad de la compañía (que ya habla por sí misma)- la principal herramienta de comunicar la sostenibilidad.

Un informe de sostenibilidad es un documento dirigido a los grupos de interés que contiene información sobre el desempeño social, ambiental y económico de la organización. No es un fin en si mismo, es el resultado de una estrategia y su implementación. Este informe debe ser fácil de leer e interpretar; sencillo en su estructura y uso; claro en sus compromisos; personalizado en sus características y atractivo en su diseño, respetando el derecho a entender de sus grupos de interés.

El estándar de información de sostenibilidad no tiene ni definiciones, ni criterios de medición universalmente aceptados, pero hay diferentes iniciativas que deberían convencernos de la idoneidad de su modelo. Hay muchos en desarrollo en estos momentos. En comma utilizamos GRI (Global Reporting Iniciative) por su amplia aceptación y uso.

La información sobre sostenibilidad está siendo muy demanda, sobre todo en el sector financiero. Todos los bancos están buscando información comparable y homogénea; lanzando sus metodologías o índices (DowJones DJSI, FTSE4Good, Bloomberg´s Gender Equality Index, etc.)  pero entran en conflicto con la relevancia de la información. Si los índices no son ampliamente aplicables, tampoco serán sus resultados porque van a tener una dispersión muy amplia y no van a permitir respuestas simples frente a la pregunta sencilla: ¿es una empresa sostenible?

Todavía nos queda mucho recorrido. Si no estás en ello, estás tardando. Se corre el riesgo de quedar fuera de juego.




 

He leído y acepto la política de privacidad

Eduardo Rios

Eduardo Rios

Director de gestión global / Agencia comma

Leave a Reply