El pasado lunes 3 de octubre celebramos en España, por segundo año consecutivo, el Día de la Educación Financiera. Se trata de una acción dentro del Plan de Educación financiera 2013-17  que promueve el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores con la intención de “concienciar a los ciudadanos de la importancia de adquirir un adecuado nivel de cultura financiera en las diferentes etapas de la vida”.  Una de las preguntas que ha suscitado este día es si realmente sirve de algo un “día de…”  Creemos que sí, tiene sentido que todos nos concienciemos sobre la necesidad de tomar control sobre nuestro futuro financiero. Y de hecho no somos los únicos, ya que cada vez más entidades participan este día para acercar su actividad a la sociedad. Una vez más, la comunicación financiera será clave para que lo consigan.

Desde Silvia Albert in company hemos aprovechado para preguntar a algunos de nuestros clientes financieros (Natixis Global AM, AXA IM, Julius Baer, Gesconsult y Finizens) si creen que la educación financiera sigue siendo la asignatura pendiente en nuestra sociedad. Y todos coinciden en su respuesta: Sí, sigue siendo la asignatura pendiente y necesitamos mejorar. Deberíamos empezar por los colegios.

No basta con un día.  En eso estamos todos de acuerdo. Nadie aprende de finanzas en un día. Por ello es indispensable es que el gobierno y el ministerio de Educación tomen las medidas apropiadas para incluir una asignatura de educación financiera en las escuelas.  Nadie pretende que la sociedad se convierta en trader. No todos tenemos que saber invertir en los mercados.  Los ciudadanos no necesitamos hacer un Master en finanzas, cada uno de nosotros ya tiene su profesión. Lo que nos hace falta son conocimientos básicos sobre cómo funciona el mundo financiero, qué tenemos que exigir a nuestro banco, cómo funciona una empresas, que es un banco, un fondo de inversión, etc.

Como experta en comunicación financiera, no olvidemos mencionar algo obvio que también nos deja ver este día: la gran distancia distancia que existen entre la actividad de las instituciones financieras y la percepción del ciudadano de a pie. ¿Y cómo se puede resolver esta distancia? Si, una vez más la pelota está en nuestro campo: La comunicación. Es más importante que nunca para las entidades financieras dar luz sobre su actividad. Tras la crisis financiera la transparencia es clave en el sector. Y la transparencia sólo se consigue con un buen equipo, o agencia, de comunicación.  Las nuevas tecnologías no dejan opción a posponer esta misión. .¿Hace falta un día de la comunicación financiera? Quizá, es otro debate. Lo que está claro es que las entidades financieras no pueden no comunicar. Nuestros clientes ya  lo saben, ¿Qué están haciendo para contribuir a la educación financiera? Dentro vídeo:

 

Rosa

Rosa

Directora del área de comunicación del sector financiero / Agencia comma

Leave a Reply