Octubre empieza con el Día de la educación financiera y termina con el Día mundial del ahorro. Ahora que tenemos conciencia sobre la importancia de las finanzas, y del ahorro, el siguiente paso será aprender sobre la inversión. Esta es una de las principales conclusiones de #lasfinanzasSÍimportan, la campaña de sensibilización que lanzamos hace un año para apoyar el plan de educación financiera de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y del Banco de España. Gracias a todos los participantes que habéis difundido la iniciativa y nos habéis ayudado a preparar el primer borrador del temario que debería incluir la nueva asignatura de Finanzas y economía, que esperamos pronto se incluya en el currículo educativo en España.

Como libro de texto, recomendamos partir del maravilloso Mi primer libro de economía escrito por Maria Jesús Soto, agente financiero de Andbank, en el año 2012. Y es que este libro responde a uno de los principales retos que hemos extraído de nuestra campaña:  la necesidad e incluir en el temario además de temas de finanzas personales del día, temas de inversión, porque aun hay algunos muchos fantasmas a su alrededor.

Nadie discute sobre la necesidad de incluir en nuestra asignatura pendiente los temas relacionados con las finanzas básicas: cómo impulsar el ahorro, hacer un presupuesto, leer la nómina, pedir un crédito personal o una hipoteca. Sin embargo, el tema de la inversión se percibe con desconfianza por parte del ciudadano de a pie, por puro desconocimiento. Como ejemplo, mirad el revuelo que montó Podemos, casi seis años después de su publicación, en 2018, con el libro de Maria Jesús Soto al que de acusaba de adoctrinamiento. Y todo lo contrario, el conocimiento financiero es libertad para elegir.

Ahora que el concepto de ahorro ya ha calado en la sociedad, el siguiente paso debería ser explicar de forma entendible y de una vez por todas el funcionamiento de los mercados financieros y cuál es el papel de cada uno de los actores: bancos, aseguradoras, fondos de inversión, capital riesgo, reguladores, nuevos actores tecnológicos. Luego habría que dar a conocer todas las opciones de inversión que existen: cómo operan los fondos de inversión, los planes de pensiones, los seguros de ahorro, la gestión activa, la pasiva, qué desgravaciones fiscales tiene cada producto, cuál es la comisión de gestión y cuáles son los riesgos…

También habría que profundizar a la hora de explicar conceptos básicos como el de diversificación o el interés compuesto y cómo la inflación nos resta poder adquisitivo si dejamos el dinero debajo del colchón o en una cuenta corriente. Por supuesto, hay que dejar claro que toda inversión conlleva siempre riesgos, que existe volatilidad, y que hay que desconfiar de quién te diga lo contrario. Somos muy conservadores en España, pero luego nos vienen con el cuento de la lechera y nos lo creemos todo, como muestran las crisis como aquella de los sellos… Queremos merluza grande que pese poco. La rentabilidad sin riesgo no existe.

Por último, debemos enseñar a leer la letra pequeña de TODO y explicar que no existe nada gratis en banca ni ningún servicio financiero, vehículos de ahorro o inversión, tarjetas, créditos, depósitos. Que no existe una rentabilidad garantizada. Diría que en ningún servicio. Debemos aprender que hay que tener siempre claras las condiciones de cada producto con transparencia, conocer la comisión o el coste de los servicios que recibimos. Y nunca invertir en algo que no entiendas. Si alguien te ofrece algo gratis, desconfía, lo estarás pagando por otro lado, en estos tiempos posiblemente con tus datos. En el futuro probablemente hablaremos de la necesidad de Educación tecnológica.

Nuestros seguidores proponen el siguiente temario #lasfinanzasSÍimportan ¿qué te hubiera aprender de finanzas en el colegio?:

1.- Finanzas básicas personales: cómo hacer un presupuesto, cómo hacer la declaración de la renta, como leer la nómina, cómo abrir una cuenta, nociones de contabilidad, nociones de macro y micro, fiscalidad.

plan de educación financiera

2.- Conceptos financieros básicos: La inflación, el interés compuesto, coste-oportunidad, deuda, activos-pasivo, precio del dinero, tipos de cambio, binomio rentabilidad-riesgo, amortización, rentabilidad real.

plan de educación financiera

3.- Diferencia entre ahorro e inversión: la importancia de poner tu dinero a trabajar.

plan de educación financiera

4.- Mercados financieros y opciones de ahorro/inversión.

educación financiera

Y a ti, ¿qué te hubiese gustado aprender de finanzas en el colegio?:




 

He leído y acepto la política de privacidad

Rosa Del Blanco Fernández

Rosa Del Blanco Fernández

Directora del área de comunicación del sector financiero / Agencia comma

Leave a Reply