Un termino que está de moda es blockchainTodo el mundo hable de ello, directa o indirectamente, mezclándolo o disolviéndolo en términos como Bitcoin, tokens, Etherum, criptoactivos, nft_art, cadena de bloques, etc. Vamos a intentar entenderlo sin entrar en detalles, con perspectiva, viendo cómo se mueve y de qué está hecho.

¿Qué es realmente blockchain?

Blockchain es fácil de entender. El mundo actual nos puede dar analogías que permitan comprender la filosofía que hay detrás de blockchainHay que tener en cuenta dos cosas:

  • Blockchain es una tecnología. Por lo tanto, es un proceso que logra hacer algo útil. Hay que saber lo que hace y el fin que persigue y dejar para los expertos el cómo lo hace. Una escalera mecánica es una tecnología que me permite subir/bajar o transportarme sin esfuerzo. No necesito saber cómo es el motor, los mecanismos, etc. de una escalera mecánica, simplemente necesito usarla.
  • Blockchain tiene una finalidad intrínseca: permite tener información digital casi incorruptible y de fácil acceso. ¡Ya está!

Blockchain también tiene más capacidades pero realmente es una tecnología de gestión de información digital altamente segura. A partir de aquí podemos complicarlo todo lo que queramos pero es más de lo mismo.

Orígenes del blockchain

Los orígenes del blockchain son las técnicas criptográficas (cifrado de información para hacerla dificilmente interpretable para quien no está autorizado) y los desarrollos de bases de datos descentralizadas (uso de información distribuida en diferentes espacios lógicos y geográficos). La confluencia de estos dos campos de investigación sentaron la base de los conceptos y de buena parte del software donde se sustenta esta tecnología.

blockchain¿Por qué se llama blockchain?

El nombre viene por la forma que han ideado para asegurar la información. Alguien pensó que cuando más conocido sea el elemento de información más difícil será ‘violentarlo’, ¡y qué mejor forma de conocer a un elemento que sus vecinos!

  • Imagina un conjunto de personas que quieren ser miembros exclusivos de un equipo o de un club y que por otra parte quieren asegurarse de que ninguna otra persona se ‘cuele’. 
  • Una forma sencilla es que cuando estén todos en su lugar cada uno sepa quién tiene a su lado, a su derecha y a su izquierda o delante y detrás.
  • Si en un momento, un intruso se cuela o una persona se cambia, tanto quien tiene delante y detrás o a izquierda y derecha dan la voz de alarma. Solamente puede estar en un sitio aquel que se ha identificado y quien le antecede y le precede dan fe de ello.
  • Unos elementos (block) unidos en cadena (chain) que determinan que quien está es quien debe estar. Así de fácil.

¿Qué problemas resuelve blockchain?

Ahora imaginemos que esos elementos unidos en forma de ‘cadena’ (cada uno sabe quién precede y antecede) se puede replicar de una forma exacta (cambiemos a las persona por piezas digitales). Y que esa réplica se envía a otro ‘club’ exactamente igual. Tendremos los mismos clubs con los mismos miembros tantas veces como queramos.

Piensa ahora que si alguien intenta ‘violentar’ o cambiar un elemento, no solamente un ‘club’ protestará, lo hará todos y cada uno de los clubs que han sido réplicas. Imaginemos que esas réplicas son cientos o miles: si alguien intenta hacer algo hay muchos elementos que alertarán. Muchos, muchísimos. Y si ya es difícil ‘violentar’ un elemento de una de esas cadenas, imagina hacerlo en todas (sin excepción) y al mismo tiempo. La probabilidad de hacerlo es muy muy baja al estar todo protegido y vinculado entre sí. Por eso decimos que se gestionan los elementos de una forma casi incorruptible.

Esa alerta que hace cada ‘club’ no necesita de un tercero o un ‘supervisor de clubs’, son los elementos quienes tienen capacidad de consenso frente a cualquier actualización en esta cadena. Por lo tanto, esta tecnología no necesita un elemento centralizador, es una tecnología pensada para ser descentralizada, sincronizada y distribuida.

Como es una tecnología digital puede llegar a cualquier lugar y ser accesible en todo momento si se utiliza el vehículo digital por antonomasia: internet.

Como dije en un principio, la tecnología busca ser útil. En el caso de blockchain, esta será útil cuando en algún momento se necesite gestionar elementos digitales de forma descentralizada, sincronizada, distribuida, con elevada seguridad y disponible mediante internet.

Algunos ejemplos de blockchain

Bitcoin

Imaginemos que hago un club de reputaciónUn club donde:

  • Cada membresía tiene un identificador único, algo como un DNI.
  • Solamente va a haber 21 millones de DNIs y se emitirán progresivamente.
  • Cada membresía conoce el DNI de los vecinos.
  • Cada membresía que se incorpora es validado por su propio club.
  • Replico la lista de miembros tantas veces como considere necesario para incrementar la seguridad.
  • Utilizo internet para ofertar, comprar y vender cada posición en el club.
  • El propio interés por tener esta participación es la que le da valor a la membresía, de ahí lo de reputación
  • Ahora le pongo un nombre: Bitcoin

Bitcoin es esto de una forma simple. La utilización de la tecnología blockchain para un uso concreto, en una red propia con sus condiciones y cuyo valor se lo da el mercado de compraventa de esa membresía.

NFT

Imaginemos que hago un club de piezas de arteUn club donde:

  • Cada persona que quiera vender una pieza de arte digital se incorpora a una red blockchain donde cada elemento (bloque) es la obra digitalizada. Se incorpora a ese bloque toda la información digital que se quiera como el ID de la obra, las características, el nombre y datos del autor, etc. (smart contract).
  • Una serie de personas que quieren ser propietarias de dicha pieza (bloque), con un coste y un tiempo determinado que se incorpora como información digital (smart contract).

Esto es NFT (token no fungible). Una obra digital que puede ser comprada o vendida sin que tenga una forma tangible, es un elemento digital como una fotografía o vídeo.

Transportes y logística

Otro ejemplo real, sin entrar en detalles, es Maersk. Es un gigante danés del transporte marítimo, ha realizado proyectos en los que ha aplicado la tecnología blockchain en el transporte internacional de mercancías. El objetivo era mejorar la administración y la trazabilidad de contenedores marítimos mediante la digitalización de punta a punta de la cadena de suministro, con lo que se pretendía aumentar la transparencia y conseguir intercambio de información entre las diferentes empresas de forma confiable.

En línea con el transporte, IBM Food Trust y Raw Seafoods utiliza la tecnología blockchain para el seguimiento de la captura desde cada barco, a lo largo de toda la ruta hasta los supermercados y restaurantes. 

Por último, también es interesante revisar algunos ejemplos de blockchain aplicado al sector de la salud.

¿Cuál es el futuro de blockchain?

Si a principios de los 90, cuando empezó internet como tecnología (TCP/IP como protocolos) nos hubiésemos preguntado ¿cuál es el futuro de internet? Nadie hubiese vaticinado lo que ha ocurrido, ni mucho menos. Nadie hubiese tenido tanta imaginación, la realidad ha superado a la ficción. Pues con blockchain ocurre algo similar.

La potencia que tiene esta tecnología es muy alta. Su capacidad de gestión de contenidos digitales, de aseguramiento de dicho contenido, su capacidad distribuida y no centralizada y su flexibilidad en dotarle de características particulares (sectoriales) la hacen muy interesante.

Vivimos en un contexto digitalizado: imagina lo digitalizado que será el Metaverso, en un momento que la seguridad de la información es muy relevante y donde las transacciones digitales serán habituales en el día a día, tanto de la personas como de las cosas. Por todo ello, una tecnología que facilite lo anterior tiene y tendrá mucho recorrido y en muchos sectores (salud, logística, medio de comunicación, telecomunicaciones, fabricación, seguros, servicios financieros, administración pública, etc.)

Ahora solo falta hacer magia, cosas que parecen imposibles o mejor dicho, parecían imposibles, se harán; la tecnología blockchain lo facilitará.

Eduardo Rios

Eduardo Rios

Director de gestión global / Agencia comma

Leave a Reply