Seguro que no soy la única consultora del mundo agencia que está haciendo planes para el 4Q. Pero, ¿cómo planear en uno de los contextos más inciertos de los últimos tiempos? ¿Cómo planear en el caos? ¿Cómo planear, en definitiva, en medio de una pandemia mundial? En comma hemos puesto en valor tres habilidades supremas en este panorama: flexibilidad, adaptación y rapidez. La incertidumbre no frena el ritmo de la agencia, al revés, lo acelera. Lejos de la improvisación, nos ponemos diariamente la armadura de súper comunicadores valientes para hacer bien lo que sabemos hacer, dar un servicio óptimo a clientes sin dejar de lado la actualidad, que ahora manda más que nunca.

Para planificar ahora lo primero que debemos hacer es asimilar que estamos ante un nuevo escenario sociológico y, si no, que se lo pregunten a los organizadores de la última gala de MTV. Montaron un espectáculo marcado por la distancia social y los recursos virtuales, con escenarios intangibles y texturas digitales. Por otro lado, la Academia de Hollywood anunció en junio que, de forma excepcional, se retrasará la ceremonia del 28 de febrero al 25 de abril de 2021. Atenderemos expectantes al resultado.

En estos momentos, tomar ejemplo de las organizaciones de referencia supone una guía de planificación muy valiosa. De momento, para nosotros, estos han sido y serán algunas de las claves que nos acompañarán durante los próximos meses a la hora de planificar nuestras acciones:

  • Fluidez Interna. El compañerismo y hacer equipo con tus compañeros es clave, tanto en lo personal como en lo profesional. El director de cuenta dirige, pero ahora con un soporte triplicado, donde antes había dos ojos, ahora hay cien.
  • Alineación y acercamiento con el cliente, se estrechan los lazos y se empatiza, atendiendo a los intereses del negocio que, igual que en la comunicación, pueden variar ante los acontecimientos presentes.
  • Actualización de datos de periodistas clave. Mantener un contacto directo con los redactores jefe ofreciéndoles una panorámica de clientes y portavoces como fuentes de información. Hay mucho movimiento en las redacciones, debido, también, a la crisis que están atravesando los medios, por lo que prestar atención a las bases de contactos, se traducirá en mejores resultados.
  • Precisamente por el punto anterior, no debemos dejar de transmitir la nueva panorámica en medios a los clientes, remarcando que el apoyo que les puedan ofrecer en estos momentos podría ser crucial para el futuro de los mismos
  • Suscripciones premium y detectar antes que nadie las noticias.
  • Leer la prensa, algo que siempre ha sido importante en nuestro trabajo, pero que durante una crisis sanitaria y económica se ha vuelto esencial. A nuestro clipping diario a clientes sumamos, desde marzo, uno exclusivo sobre la Covid, algo que agradecieron desde el principio.
  • Tener el calendario editorial de medios al día además de su planificación de especiales en la medida que sea posible.
  • Identificar los de eventos del sector en los que nuestros clientes puedan participar como portavoces, puesto que estamos en un momento en el que darles voz es más importante que nunca.
  • Preparación de una red de colaboradores, desde periodistas, hasta traductores y diseñadores. Ellos también forman parte del equipo y son imprescindibles, en cualquier contratiempo
  • Tener los KPIs siempre presentes, abordarlos con respeto, pero sin presión. Es un año complicado, de ahí la gestión de expectativas con el cliente.

La conclusión, es habituarnos a este nuevo entorno y normalizarlo para seguir con los planes, siempre que podamos… Reírnos tampoco nos viene mal y si algún día estamos frustrados porque algún plan de comunicación o proyecto se nos cae, echamos un vistazo a los memes sobre “mis planes / 2020” y seguro se nos pasa algo la desazón.




 

He leído y acepto la política de privacidad

Cristina Rubio

Cristina Rubio

Consultora senior / Agencia comma

Leave a Reply